Este martes, Twitter aceptó la oferta de compra del director ejecutivo de Tesla, Elon Musk, para adquirir la red social por 44 mil millones de dólares como se había acordado previamente y luego de la anulación del proceso judicial abierto por la empresa contra Musk.

Lo anterior fue confirmado por Twitter que reaccionó a una propuesta de Elon Musk, la cual fue enviada horas antes a la compañía y a la Comisión del Mercado de Valores de Estados Unidos.

“La intención de la compañía es cerrar la transacción por 54.20 dólares la acción”, escribió Twitter con lo que se acordó formalmente la adquisición de la compañía por ese precio.

Cabe recordar que Musk ya había dado marcha atrás a la transacción, argumentando que había constatado un incumplimiento sustancial de varias disposiciones del acuerdo, entre ellas el número de cuentas falsas contabilizadas por la compañía.

Incluso, el propio multimillonario también había reprochado a Twitter haber indemnizado sin su consentimiento al exjefe de seguridad Peiter Zatko, quien por su parte ha denunciado que Twitter ocultó a los reguladores información relevante sobre sus deficiencias en ciberdefensa y el número de cuentas falsas.

Por esta razón, Twitter demandó a Elon Musk para intentar obligarlo a cumplir con su compromiso, lo que desembocó en un juicio cuyo arranque estaba previsto para mediados de mes.

La SEC publicó hoy un documento remitido por Musk en el que se recoge que el magnate “tiene la intención de proceder al cierre de la transacción contemplada en el acuerdo de fusión del 25 de abril de 2022, en los términos y sujeto a las condiciones establecidas en el mismo”.

Además, en la nota, el director ejecutivo de Tesla también condiciona el cierre del acuerdo al cierre del proceso judicial abierto por Twitter, así como la suspensión de todos los procedimientos en curso relacionados con esta cuestión.

Puedes leer: Elon Musk está dispuesto a concretar compra de Twitter por el precio de oferta original

Asimismo, tras conocerse la noticia, las acciones de Twitter se dispararon en la Bolsa de Nueva York hasta el punto que la actividad bursátil de la compañía fue suspendida temporalmente.

Finalmente, el escrito de Musk no ofrece una fecha en concreta para la consumación del acuerdo, que ya cuenta con el visto bueno de los accionistas de Twitter, que en medio del escándalo mediático, el ruido jurídico y un torbellino económico dijeron mayoritariamente “sí quiero” a la compra el pasado 13 de septiembre.