El nivel de disponibilidad y calidad de la información financiera y fiscal generada por las entidades federativas, la cual es fundamental para que la ciudadanía pueda conocer cómo un gobierno ejerció el gasto durante su administración, la transparencia se ha visto mermada por la crisis sanitaria.

Así lo dio a conocer el informe “Índice de Transparencia y Disponibilidad de la Información Fiscal de las Entidades Federativas 2021”, realizado por la revista especializada aregional.

77.89

puntos de 100 posibles es el promedio nacional en el Índice de Transparencia y Disponibilidad de la Información Fiscal de las Entidades Federativas 2021

“Este año el promedio nacional alcanzado por las entidades federativas fue de 77.89 puntos de 100 posibles, lo que significa una ligera reducción de 0.51 puntos por debajo del promedio obtenido en 2020, cuando apenas se iniciaba con el establecimiento de las medidas de confinamiento como respuesta a la pandemia mundial”, dice el documento.

Al respecto, la doctora en economía e integrante del Departamento de Economía del Tecnológico de Monterrey y académica de la Universidad la Salle, Leticia Armenta Fraire asegura que la transparencia en este momento en específico es muy importante, especialmente en un entorno en el que tenemos recursos muy escasos y en donde las necesidades se han multiplicado de manera exponencial por la pandemia.

“Ha habido una baja en los índices de transparencia y considero que es por dos motivos: por un lado hay todo un discurso a nivel federal en el que se ha golpeado a los organismos encargados no solo de la difusión, sino del seguimiento, transparencia y manejo de la información a pesar de que es una de las herramientas más importantes en el combate a la corrupción.


“En segundo lugar, también vemos las problemáticas que viven los estados, en donde lamentablemente se cancela y restringe la información a la población, una situación que proviene de la mala cultura política y de los funcionarios que sienten que el tener una pieza de poder les permite la arbitrariedad”

Leticia Armenta

Integrante del Departamento de Economía del Tecnológico de Monterrey

“Me parece un contrasentido que en el discurso federal se habla y promueve como base el ataque a la corrupción, pero paralelamente se castiga, se golpea y se denosta este derecho”, critica la experta en la materia.

Los peor calificados en transparencia fiscal

De acuerdo con el “Índice de Transparencia y Disponibilidad de la Información Fiscal de las Entidades Federativas 2021”, en el grupo de los estados deficientes en esta materia se ubican las entidades que mantienen información desactualizada, así como aquellas que tienen en abandono los sitios de transparencia fiscal y mantienen numerosos documentos publicados en formato imagen.

En este apartado se colocaron siete de las 32 entidades federativas con puntuaciones menores a 70.0 puntos, entre las que destacan la Ciudad de México en el lugar 27, Tlaxcala (28) y Guerrero (29).

En los casos de Tlaxcala y Guerrero se han mantenido en niveles reprobatorios desde 2011 al no obtener más de 70.0 puntos. En tanto que la Ciudad de México, si bien superó los 70.0 puntos de 2014 a 2017, se ha mantenido por debajo del promedio nacional desde 2012 y con una tendencia a la baja a partir de 2015. Además, la capital del país fue la única que incluso perdió puntos respecto al año previo (-1.83 puntos).

El estado que más afectado se ha visto en materia de transparencia por la pandemia de COVID-19 es Tamaulipas, dice el informe, ya que pasó del lugar 9 en 2020 al 23 en 2021.

“Las cuentas públicas aunque completas para los últimos tres años, en todos los casos se presentaron únicamente en versión imagen, y no se incluyeron los documento de cumplimiento con la Ley de Contabilidad Gubernamental, como es el Presupuesto ciudadano y las obras a realizar con los recursos del Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social, entre otras variables”, revela el ITEDIF 2021.

Constancia y cumplimiento

A pesar de las dificultades que muchas de las entidades del país han atravesado durante la pandemia de coronavirus, hay algunos estados cuyos esfuerzos en la materia los han mantenido como “Estados Transparentes” en los últimos seis años.

Entre ellos destacan el Estado de México, Puebla, Querétaro, Jalisco y Yucatán. Por su parte, San Luis Potosí, Quintana Roo y Guanajuato han incrementado año con año su puntuación desde 2016, lo que los ha llevado a clasificarse como estados transparentes en información fiscal.

Otro grupo de entidades con altibajos, pero con tendencia positiva en al menos los últimos dos años, son Nuevo León, Aguascalientes y Veracruz, éste último incluso incrementó más de 40.0 puntos de 2019 a 2020.

Armenta Fraire recalca la importancia de la transparencia para los tres niveles de gobierno, pues además de ayudar a combatir la corrupción, permite a la población adentrarse en el quehacer gubernamental.

“Como sociedad en general es muy difícil conocer de manera cercana a esas personas que detentan el poder, por lo tanto es la información y la apertura que existe al transparentar las acciones del gobierno lo que al final permite a los ciudadanos evaluar las decisiones que se tomaron durante una administración y generar mucho más confianza sobre el uso de los recursos y acciones que se toman a su nombre”.

También puedes leer: Estados sureños aislados del comercio internacional