¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Indigonomics
imagen principal

BITCOIN

¿Se terminó el romance?

Nayeli Meza Orozco

El bitcoin está padeciendo los estragos de la resaca que sufrió después de una fiesta donde alcanzó un máximo de 20 mil dólares a finales de 2017, para luego caer por debajo de los 6 mil dólares a inicios de febrero de este año


Feb 13, 2018
Lectura 6 min
portada post

“La tecnología es más rápida que la regulación”

- Francisco J. Orozco

Catedrático Tec de Monterrey

Isaac Newton no se equivocó al descubrir la Ley de la Gravitación Universal. El bitcoin ha entendido perfecto que todo lo que sube tiene que bajar, y la prueba fehaciente de ello son sus más recientes cotizaciones.

La criptmoneda tocó los cuernos de la luna en la segunda semana de diciembre del año pasado al llegar a los 20 mil dólares por bitcoin. Sin embargo, la divisa digital vivió el efecto de la montaña rusa al derrumbarse en un 13 por ciento, a menos de 6 mil dólares, durante los primeros días de febrero con lo que perdió más de la mitad de su valor total.

“El principal problema con el bitcoin fue que las personas lo empezaron a utilizar como si fuera una acción y hubo quienes se valieron de esto para comenzar a inflarlo”, asegura Francisco J. Orozco, catedrático del Departamento de Contabilidad y Finanzas del Tecnológico de Monterrey.

“El comportamiento del bitcoin es muy psicológico, cuando sienten miedo compran aunque haya un peligro”

- Francisco J. Orozco

Catedrático Tec de Monterrey

El especialista comparte que este efecto tiene como consecuencia dos factores. Por principio, cuando se registró el máximo nivel de la divisa en diciembre pasado, aquellos que la adquirieron en 2008 por menos de un dólar (año en que salió al mercado) aprovecharon que se creó una burbuja para retirar sus ganancias.

A los miembros de este grupo Francisco lo llama las ‘ballenas blancas’ porque, explica, en términos financieros son aquellos que tienen grandes inversiones y en el momento en que la moneda superó los 20 mil dólares se pusieron de acuerdo para apartarse. “Cuando el mercado se percató de que muchos de ellos abandonaron el barco se generó incertidumbre que ocasionó el descenso tan drástico de la criptomoneda”.

A este factor se suma que, en los últimos años, este grupo no es el único que ha invertido en el oro digital, también lo han hecho bancos de inversión para fomentar la especulación. Siguiendo el ejemplo de los inversionistas del bitcoin, ellos también retiraron su participación.

La propuesta de regular y, en algunos países, prohibir la criptomoneda provocaría que la divisa pierda más valor, advierte el catedrático. Numerosos países, incluidos China, Colombia y Nigeria, han impuesto restricciones estrictas sobre el bitcoin.

Francia y Alemania intentan seguir sus pasos luego de que acudieron al Grupo de los 20 para proponer medidas de regulación. “Enviamos una carta a la presidencia del G20 proponiendo medidas (…) hay urgencia de regularlo”, manifestó Bruno Le Maire, ministro de Economía francés, durante la segunda semana de febrero, en una declaración recogida por la agencia AFP.

Para Francisco J. Orozco la generación millennial “echó a perder el uso del bitcoin”, debido a que su desconocimiento sobre el tema, así como su funcionamiento los llevó a inflarlo. “La idea era entrarle Foto: especial Francisco J. Orozco asegura que los millennials inflaron el precio del bitcoin al juego aunque no conocieran ni siquiera de qué se trataba o para qué funcionaba”.

Cuando la banca comercial les prohibió a los integrantes de esta generación tramitar créditos para invertir en la criptodivisa, los jóvenes buscaron otras alternativas. La solución la encontraron en las tarjetas de crédito.

En promedio, 20 por ciento de los inversionistas compran las monedas digitales con estos plásticos, de acuerdo con una encuesta realizada por CoinDesk, un sitio especializado en contenidos sobre criptomonedas. Francisco sostiene que el riesgo de comprarlas de esta manera es muy alto, ya que cuando los usuarios pierden dinero, no cuentan con los recursos suficientes para pagar, por lo que terminan endeudados y por consiguiente la banca pierde.

¿Existe una burbuja?

La volatilidad en las cotizaciones de la divisa virtual más conocida en el mundo abrieron de nueva cuenta el debate sobre si la burbuja que se ha generado alrededor de esta criptomoneda estallará pronto. El catedrático del Departamento de Contabilidad y Finanzas del ITESM es contundente al momento de descartarlo. “No podemos hablar de una burbuja porque no estamos hablando de la misma situación que ocurrió en 2008, ya que las personas que están invirtiendo en bitcoin son una representación muy baja, en comparación con los inversionistas a nivel mundial de hace 10 años” dice.

Asimismo, el especialista recalca que, en caso de ser una burbuja , sólo tendría dimensiones locales debido a que no afecta la estabilidad de un país ni mucho menos tiene repercusiones en la vida de las personas, “más que en sus finanzas personales”.

“La amenaza de ciberataques en los intercambios de bitcoin y la alta volatilidad limitan su atractivo”

- Dennis Ferenzy

IIF

Dennis Ferenzy, economista asociado de innovaciones del Instituto de Finanzas Internacionales (IIF, por sus siglas en inglés) no es tan optimista. El experto pronostica que el precio del bitcoin tendrá una tendencia a la baja con “fluctuaciones salvajes” en este año, lo que podría ocasionar una de las burbujas “más grandes de todos los tiempos”, superando incluso a la de los mares del Sur. Se le conoce así a la burbuja especulativa que ocurrió en Gran Bretaña a principios del siglo XVIII, y que condujo al llamado crack de 1720.

“La mayoría de los economistas, e incluso muchos defensores de las criptomonedas, vieron un mercado irracionalmente exuberante en 2017: el precio del bitcoin subió, la cobertura de noticias aumentó y cada vez más personas se sintieron obligadas a invertir en un activo del que sabían poco o nada”, manifiesta el economista en el reporte ‘2018: 10 grandes preguntas’.

Sin embargo, Ferenzy comparte que “la tasa de crecimiento estratosférica” que registró el año pasado era “insostenible” y es “poco probable” que regrese en 2018, especialmente dadas las limitaciones y desafíos actuales del bitcoin.

Por ahora, el oro digital lucha a contracorriente para recuperar el liderazgo que lo convirtió en el favorito de la caja de criptomonedas, aunque Francisco J. Orozco advierte que con el paso de los años perderá brillo hasta extinguirse. “Las empresas no matarán al bitcoin serán las personas que, en un intento de volverse ricos de la noche a la mañana, arriesgarán todo por nada”.


Notas relacionadas

Jul 6, 2018
Lectura 3 min

Dic 12, 2017
Lectura 4 min

BITCOIN

Volátil por naturaleza

Lourdes González


Dic 12, 2017 Lectura 4 min

Nov 30, 2017
Lectura 6 min

BITCOIN

Todo lo que sube…

Indigo Staff


Nov 30, 2017 Lectura 6 min

Nov 2, 2017
Lectura 6 min

BITCOIN

Entre la confianza y el escepticismo

Rodrigo Carbajal


Nov 2, 2017 Lectura 6 min

Comentarios