El aumento al salario mínimo en México para 2023 será de 20 por ciento, un monto “significativo” pero insuficiente para cubrir las necesidades más básicas de los mexicanos que ganan menos.

Quien gané este mini salario para enero de 2023, es decir seis mil 210 pesos mensuales, le harán falta dos mil 400 pesos para cubrir el costo de dos canastas básicas que alcanzan un monto total de ocho mil 600 pesos.

La organización Acción Ciudadana Frente a la Pobreza ya había alertado de que un aumento de 20 por ciento sería rebasado por los costos de los productos que conforman la canasta básica debido al aumento de la inflación que se ha presentado durante el 2022, que ha impactado, sobre todo, a productos alimenticios.

Ayer el Gobierno federal anunció que se llegó un consenso  junto con el sector obrero y el sector empresarial para que el salario mínimo pase de 172 pesos diarios a 207 pesos, es decir, mil 52 pesos más al mes durante 2023. En tanto que el salario mínimo en la Zona Libre de la Frontera Norte (ZLFN) pasa de 260 a 312 pesos, es decir, mil 584 pesos mensuales.

Luisa María Alcalde Luján, titular de la Secretaría de Trabajo y Previsión Social (STyPS) afirmó que en lo que va del sexenio de Andrés Manuel López Obrador se ha recuperado el 90 por ciento del poder adquisitivo de los trabajadores.

La funcionaria también señaló que esta medida beneficiará a 6.4 millones de trabajadores, además de dar dinamismo a la economía local y al mercado interno.

Para decidir el incremento al salario mínimo, la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami)  toma en cuenta un aumento por fijación, que para el 2023 será de 10 por ciento, más el Monto de Recuperación Económica (MIR), que será de 15.72 en general y 23.68 en la Zona Libre de la Frontera Norte.

El MIR se aplicó por primera vez en la fijación de los salarios mínimos vigentes en 2017. Es un mecanismo cuya finalidad es la recuperación del poder adquisitivo de los salarios mínimos y  una cantidad absoluta en pesos, que no se utiliza como referente para fijar otros salarios vigentes, como los contractuales, federales, estatales, ni municipales.

Poder adquisitivo de los trabajadores con salario mínimo

Pese a los incrementos “significativos” que se han presentado durante los últimos cinco años al salario mínimo, no se ha logrado impactar de forma positiva para disminuir la pobreza laboral, es decir, situación en la que se encuentran aquellas personas que no pueden adquirir la canasta básica; misma que alcanza a 40.1 por ciento de la población de acuerdo con datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL).

Acción Ciudadana Frente a la Pobreza señala que si solo se considera a la población que tiene trabajo subordinado con remuneración salarial, son siete de cada 10 trabajadores los que carecen de ingreso suficiente, es decir, 24 millones de personas.

Te puede interesar: ¿Por qué no sube mi sueldo cuando aumentan el salario mínimo en México? Esta es la razón