Nassim Taleb, autor de “El Cisne Negro”, dijo que prefiere invertir en Europa a hacerlo en los Estados Unidos, aun con el posible desmembramiento de la moneda única europea, en parte por la mejor situación de déficit de la zona euro.

La ausencia de un gobierno centralizado en Europa es otra de las razones de que sea preferible invertir en la región, agregó Taleb, profesor de Ingeniería del Riesgo en la Universidad de Nueva York, cuyo best seller de 2007 sostenía que la historia está plagada de acontecimientos excepcionales que no pueden predecirse a partir de las tendencias.

El desmembramiento del euro “no es un gran problema”, señaló Taleb ayer en un evento en Montreal organizado por la Asociación de Gestión de Inversiones Alternativas. 

“Cuando lo desintegren, habrá un montón de monedas interesantes. Es por eso que no me asusta Europa o invertir en Europa. Me asusta Estados Unidos”, dijo.

El déficit de presupuesto como porcentaje del producto interno bruto en Estados Unidos llegó a 8.2 por ciento a fines de 2011, muestran las cifras del gobierno. Eso es el doble del ratio de 4.1 por ciento de los países de la región euro, según los datos que reunió Bloomberg.

“Europa por supuesto tiene sus problemas, pero está en mucho mejor situación que Estados Unidos”, agregó Taleb. Manifestó preocupaciones similares respecto de las perspectivas estadounidenses en una conferencia celebrada en Tokio en septiembre.

El rendimiento de los bonos del Tesoro a dos años no sufrió grandes cambios y ayer se ubicó en 0.285 por ciento, mientras que el rendimiento de los pagarés a cinco años cayó menos de un punto básico a 0.765 por ciento.

Tasas de interés

El aumento de las tasas de interés empeoraría las cosas para Estados Unidos, explicó Taleb, director del fondo de cobertura Universa Investments LP, que también es asesor del Fondo Monetario Internacional.

“Tenemos tasas de interés de cero”, dijo Taleb. “Si las tasas de interés suben en Estados Unidos, se pueden imaginar cuál sería el déficit. Europa es como una persona que está enferma ,pero es conciente de ello. En Estados Unidos estamos enfermos pero no lo sabemos. No hablamos de ello. El hecho de que Europa no tenga un gobierno centralizado obra a su favor”.

“Lo mejor que hizo Europa es lograr que los miembros discutan entre sí para no tener un gobierno de grandes dimensiones. El gobierno centralizado no funciona. En Europa trataron de darle mucho poder a Bruselas, ¿pero qué ocurre cuando uno tiene una Bruselas poderosa? Hay lobbies que se apoderan de Bruselas”.

Fuente: Bloomberg.