Después del desabasto de gas y luz que suscitó por los eventos meteorológicos en el norte del país y Estados Unidos, la plata ensambladora de automóviles KIA Motors informó que sus operaciones se suspenderán este jueves en el estado de Nuevo León.

Precisamente, se trata de la planta de Kia Motors en Pesquería, en Monterrey Nuevo León, donde se inició un paro técnico de 2 días debido a la falta del suministro de gas natural y electricidad.

Y es que la falta de gas natural y electricidad afecta a ambos turnos de la planta, lo que ha obligado a la compañía de automóviles a suspender sus operaciones momentáneamente en tanto el suministro de los recursos se regulariza.

Con ello, KIA Motors se suma a otras compañías como Volkswagen, Mazda y General Motors, que también decidieron frenar sus operaciones en el norte del país por la falta de gas.

Volkswagen dijo que lo realizaría este jueves y viernes, mientras que General Motors suspendió labores desde el miércoles 16 de febrero y que siguen en la misma situación hasta nuevo aviso.

“Se trata de un paro técnico debido a las condiciones en los energéticos en general y para no contribuir a la saturación en consumo de energía”, señaló Víctor Alemán Soto, gerente de Relaciones Públicas de la planta de KIA.

Sin embargo, KIA Motors reprogramará la producción que no se ejecute durante este parón para días posteriores.

Además, Audi de México también se vio orillado a hacer un paro técnico este jueves y viernes en la planta que tiene en San José Chiapa, Puebla por la escasez de gas.

Por último, los paros surgieron a consecuencia de las reducciones en la proveeduría de gas proveniente de Texas y los incrementos en el precio del mismo, debido a que alrededor del 40% de la generación de electricidad depende de ese hidrocarburo, de acuerdo con datos de la Secretaría de Energía (Sener) y el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace).