La Confederación Nacional de Talleres de Servicios Automotrices y Similares (CNT) distinguieron a AKRON, marca mexicana de lubricantes para automóviles, con el Premio Nacional a la Calidad Automotriz 2022.

Este premio se entrega a empresas mexicanas elegidas a través de encuestas que se aplican en todo el territorio nacional para determinar aquellas que ofrecen productos de calidad con soporte técnico y garantía, de acuerdo con el portal de este reconocimiento.

La presea surgió ante la preocupación de este sector por el incremento de comercialización y fallas en autopartes e insumos de mala calidad y manufactura extranjera.

El incremento en la compra de estos productos también derivó en el aumento de demandas ante la Procuraduría Federal de Consumidor (Profeco) por parte de automovilistas en contra de talleres mecánicos que utilizaban estos productos atraídos por los bajos costos.

“En respuesta… (se) institucionaliza un programa de apoyo sectorial para fortalecer a las empresas que fabriquen o comercialicen autopartes que estén establecidas en nuestro territorio nacional, y que ofrezcan la mayor calidad, el mejor servicio técnico y la cobertura de garantía que avale el trabajo de los técnicos reparadores de vehículos”, detalla la página.

En la edición de este año del premio, AKRON fue distinguido en las líneas de Aceite para Motocicletas, Aceite para Transmisión Automática y Aceite para Transmisión Manual.

Vale la pena destacar que la Comisión Nacional de Talleres tiene por objetivo apoyar y fortalecer a los técnicos automotrices de México y Latinoamérica para generar su crecimiento como empresas de servicio de reparación y mantenimiento automotriz. Además, trabajan en coordinación con los tres niveles de Gobierno, con el que impulsan programas de capacitación y certificación.

La industria automotriz es responsable del 2.77 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) del país. Sin embargo, durante los últimos años el sector ha pasado por diversos baches, por ejemplo, la suspensión de sus actividades desde la segunda quincena de marzo y hasta el 1 de junio de 2020 como parte de las medidas de confinamiento establecidas para tratar de contener la pandemia por COVID-19.

Este paro de actividades significó una caída de 24.2 por ciento en su Producto Interno Bruto (PIB) durante el segundo trimestre de 2020 comparado con el trimestre anterior, cuando alcanzó 3.17 billones de pesos, de acuerdo con datos de la Secretaría de Economía.

Te puede interesar: Ventas a baja velocidad en la industria automotriz