Los escasos puntos de carga en las carreteras del país para los automóviles que se impulsan a través de la electricidad no van a detener el avance del más reciente automóvil eléctrico de Nissan Kicks e-Power.

Al menos esa es la promesa de la marca japonesa de automóviles que para este año se ha enfocado en la presentación para el mercado mexicano de esta SUV que cuenta con un motor eléctrico cuyas baterías son recargadas por otro motor de gasolina.

“Tenemos un motor a gasolina que tiene 80 caballos de potencia, 1.2 litros y tres cilindros; esa es la base para lo que es el sistema de carga a la batería que es de 2.1 kilowatts compacta que va a sustentar la energía eléctrica dando toda esa energía al motor”, detalló Mario Zamora, director de pruebas de vehículos y calidad de Nissan México.

El directivo explica que el motor a gasolina en ningún momento impulsa las llantas, sino que la potencia viene del motor eléctrico que cuenta con un total de 134 caballos de fuerza, por lo que no se considera un automóvil híbrido sino totalmente eléctrico. Con estas características el Nissan Kicks e-Power tiene una autonomía en ciudad de 900 kilómetros.

Esta SUV cuenta con todos los beneficios fiscales que se le otorgan a un vehículo eléctrico como estar exento del pago de tenencias y sin verificación durante ocho años, entre otros.

E-Power es el último desarrollo tecnológico para continuar con el proceso de electrificación de Nissan y a diferencia de la versión de Kicks que se mueve a gasolina, su variante eléctrica se manufactura en la planta de Tailandia y alcanza un costo de 594 mil 500 pesos en su versión más equipada.

Te puede interesar: Cybertruck: la camioneta eléctrica de Tesla alista su producción masiva para finales de 2023