El Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM) liquidó este jueves 34 mil millones de pesos a los tenedores de la Fibra E que fue contratada para el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), tal y como había anunciado el secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú.

GACM señaló en un comunicado que cubrieron el 100 por ciento de los bonos, más un 10 por ciento por concepto de intereses en términos reales.

Espriú había adelantado que con este pago, la administración federal quedaría liberada de las consecuencias financieras que pudieran darse con motivo de la cancelación del NAIM en Texcoco.


“Se hizo una asamblea y asistió el 98.5 por ciento de los miembros, quienes aceptaron las propuestas y se va a devolver sus 30 mil millones y los intereses que se había pactado que tendrían, vamos a hacer un pago de 34 mil millones de pesos, con eso queda liberada la Fibra E”, aseguró.

Al concluir la 36 Asamblea Anual Ordinaria del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), el funcionario comentó que el siguiente paso es el de revisar más de 400 contratos, sobre todo aquellos como el de la construcción de la terminal aérea que tiene un monto superior 84 mil millones de pesos.

Recordó que el tema de los bonos del nuevo aeropuerto capitalino fue resuelto con anterioridad, con una liquidación de mil 800 millones de dólares que fue la oferta lanzada por la dependencia.