El desempleo español trepó a un nuevo récord en el tercer trimestre conforme una recesión más profunda dejaba sin empleo a uno de cada cuatro trabajadores, lo que presiona al primer ministro Mariano Rajoy a buscar un segundo rescate europeo.

El desempleo, el segundo más alto de la Unión Europea después del de Grecia, aumentó a 25.02 por ciento, mientras que fue de 24.6 por ciento en el trimestre anterior, dijo ayer en Madrid el Instituto Nacional de Estadísticas.

Se trata del más elevado desde por lo menos 1976, el año posterior a que la muerte del dictador Francisco Franco llevara a España a la democracia.

Casi tres meses después de que el Banco Central Europeo ofreciera comprar bonos para reducir sus costos crediticios, España sigue tratando de ganar tiempo.

Rajoy ignora la presión para buscar más ayuda europea a pesar de que la recesión del país se agrava y los bancos dan a conocer una declinación de las ganancias en el tercer trimestre luego de un aumento de los recaudos para activos inmobiliarios problemáticos.

El índice bursátil Ibex 35 de España ha declinado 10 por ciento este año, la única caída entre los grandes mercados de acciones de Europa.

“La situación es grave”, dijo Ricardo Santos, un economista de BNP Paribas SA en Londres.

“Aún hay margen para un deterioro del empleo. La actividad es débil y el gobierno reducirá el empleo porque hay objetivos estrictos de recortar la cantidad de empleados temporarios en el sector público, sobre todo en salud y educación”.

Contracción española

Joerg Asmussen, miembro de la Junta Ejecutiva del BCE, dijo hoy en un discurso en Kronberg, Alemania, que recurrir al fondo de rescate de Europa no desencadenará de forma automática el programa de compra de bonos.

Una solicitud de ayuda del gobierno es “un paso necesario, pero no suficiente para que entremos en acción”, dijo.

“El consejo del BCE decide de forma independiente en cada caso la medida y el tiempo necesarios para una intervención por cuestiones de política económica”.

En línea con el 25 por ciento de la mediana de los pronósticos de una encuesta de Bloomberg News entre siete economistas, el desempleo español casi se ha triplicado desde 2007, antes de que se derrumbara el auge inmobiliario.

El promedio de la zona del euro es de 11.4 por ciento, un alto nivel récord.

El Banco de España pronosticó esta semana que la cuarta mayor economía de la zona del euro seguirá declinando luego de un quinto trimestre consecutivo de contracción en los tres meses que terminaron en septiembre.

“El desempleo es una parte de un problema de múltiples frentes en España”, dijo Justin Knight, un estratega de tasas europeas de UBS AG en Londres. “Los problemas son muchos y muy profundos en el sistema bancario y no se los ha resuelto a tiempo”.

En los próximos días se estima que el gobierno dará a conocer detalles de la creación de un banco malo, una condición comprendida en el memorándum de entendimiento que España firmó en julio para obtener una línea de crédito de 100 mil millones de euros para recapitalizar el sector.