En comparación con hace un año, 1.9 millones de personas más tienen un empleo.

Así lo demuestran los datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) creada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) publicados el 31 de mayo pasado.

De acuerdo con los Indicadores de Ocupación y Empleo, la Población Económicamente Activa (PEA) fue de 59.5 millones de personas, lo que implicó una Tasa de Participación de 60.1 por ciento. Dicha población es superior en casi dos millones a la de abril de 2021.

Por su parte, la Población No Económicamente Activa (PNEA) fue de 39.5 millones de personas, 345 mil personas menos que hace un año.

A pesar de que estas cifras se han dado a conocer como un logro positivo por parte del gobierno, la realidad es que aunque hay más trabajo, son empleos mal pagados, sin prestaciones ni seguridad social.

Los mismos datos del INEGI dan muestra de este fenómeno: “en comparación con el mismo mes de 2021, el sector con mayor incremento en su población ocupada fue el de restaurantes y servicios de alojamiento, con 776 mil personas. Le siguieron el comercio y la industria manufacturera con aumentos de 719 mil y 513 mil personas, respectivamente”, señala su última encuesta.

Condiciones Críticas del empleo

Al cierre de 2021, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía dio a conocer que del total de trabajadores en el país, 45 millones 678 mil 472 no contaban con un contrato escrito, prestaciones o con acceso a instituciones de salud públicas.

En cuanto a los salarios, los que predominan en el país son los que pagan el mínimo, es decir, 172.8 pesos por jornada, lo que significan poco más de cinco mil pesos al mes, una situación que enfrentan 19 millones 471 mil 398 personas de las 59 millones económicamente activas.

Le siguen los que como máximo ganan dos salarios mínimos con 19 millones 198 mil 836; a partir de los tres salarios mínimos por día, el número de beneficiados disminuye radicalmente, pues solo cinco millones 569 mil personas cuentan con un trabajo que les paga esta cantidad.

De tres a cinco salarios mínimos es un salario que solo 2 millones 274 mil mexicanos ganan, mientras que arriba de los cinco salarios mínimos, únicamente 861 mil 630.

Doble jornada

Debido a la precariedad de los empleos y de los salarios en México, muchas personas se ven obligadas a buscar dos trabajos para poder satisfacer tanto sus necesidades como las de sus familiares.

Al respecto, la información de la ENOE para abril de 2022 muestra que la población subocupada, medida como aquella que declaró tener necesidad y disponibilidad para trabajar más horas de lo que su ocupación actual les demanda, fue de 5.2 millones de personas.

También puedes leer: Desempleo en México cae al 3% durante abril, su menor tasa en más de 17 años: Inegi