La adquisición de álbumes, fotos o algún producto limitado de las bandas de K-Pop reconocidas a nivel mundial va más allá de los costos que poseen. Para los fandoms, estos artículos representan una cercanía con sus grupos musicales favoritos.

El impacto económico del consumo de los fans se estima en un 70 por ciento, de acuerdo con Alan Camargo, responsable de Ichigo Store. Esto permite que sean una razón importante del éxito del K-Pop, además del crecimiento que ha tenido el género en la creación de contenido para sus seguidores.

En Corea del Sur, este género registra aportaciones económicas importantes, en el 2018 a través de la “Ola Coreana”, donde también se incluyen los dramas de televisión y juegos, se contribuyó a la economía del país con 9 mil 500 millones de dólares, según datos de la Fundación de Corea para el Intercambio Cultural Internacional del artículo “The Korean Wave: From PSY to BTS -The Impact of K-Pop on the South Korean Economy”.

El consumo de sus productos y el reconocimiento constante en plataformas de redes sociales implican que las bandas favoritas se posicionen en los primeros lugares de las listas de popularidad y de ventas de Corea del Sur, esto favorece a que tanto su mercancía como sus conciertos lleguen a otras partes del mundo.

Los costos de sus productos en México varían dependiendo de qué tan recientes sean o si son de una edición especial y limitada. “(En cuanto a discos) si se trata del más nuevo su precio está entre los 800 y mil 500 pesos, sin contar las versiones ‘deluxe’, los más antiguos rondan entre los 500 y 700 pesos. No me cuesta tanto comprarme uno anterior a los inéditos sabiendo que en los años siguientes su costo será menor”, explica Rebeca Huerta, fan del K-Pop desde hace seis años.

Los altos precios que tienen los discos no es un impedimento para que los fanáticos consuman estos u otros productos de las bandas surcoreanas, un claro ejemplo es una de las más reconocidas: BTS. Así mismo, las ventas de álbumes de este género en Ichigo Store tienen una demanda de 400 discos por mes, lo que genera ganancias de aproximadamente 250 mil pesos, declara Camargo.

Por otro lado, con las preventas en tiendas y mercancía limitada se gasta más, ya que resulta difícil encontrarlas después. Algunos fans compran productos en específico con la intención de coleccionarlos, esto propicia que los adquieran con previa anticipación.

Las photocards, fotografías de algunos integrantes de las bandas en forma de tarjeta, pueden venir en álbumes de forma aleatoria, venderlas por separado o como regalo en algún artículo según sea el caso, “es en lo que gasto más, por mes ahorro al menos 500 pesos, para que en el momento que anuncien mercancía limitada, sobre todo de Stray Kids (una de las bandas de K-Pop), pueda pagarla, es una industria cara, no sabes si sacarán algo en semanas o meses y tienes que estar preparada para ello”, detalla Jaqueline Zúñiga, fan del género desde el año 2017.

Si bien el mercado del K-Pop en el país continúa en crecimiento, los fans permanecen en constante consumo incluso en pandemia por COVID-19. Por tanto, en lo que va del 2021, los gastos aproximados se calculan alrededor de siete mil pesos, sobre todo por los desembolsos de envíos internacionales y nacionales que se generan con la compra, comenta Zúñiga.

Los precios más caros que se han pagado por envío desde Corea a una tienda en específico rondan entre los 300 pesos, mientras que de manera nacional oscilan en poco más de 100 pesos.

Sin embargo, algunos fans prefieren buscar alternativas como la cadena de tiendas de música Mixup, que les permite ahorrarse esa parte, a lo cual se suma que el producto pueda llegar maltratado o defectuoso, expone Huerta.

Experiencias virtuales de K-Pop también generan ganancias

La adaptación con el mundo virtual permite que la gran mayoría de fanáticos tengan una experiencia a la distancia, aparte de los productos físicos. Esto es gracias al streaming, con ello la exposición que tienen las bandas del K-Pop en las plataformas sociales ha llegado a más personas.

YouTube, Spotify, Apple Music son las principales plataformas musicales que posibilitan a los fans de otros países fuera de Corea del Sur logren escuchar sus canciones antes de conseguir su álbum de manera física. También existe MelOn, una app coreana que resulta fundamental para medir la popularidad de los grupos en ese país.

Así mismo, en redes sociales como Facebook, Instagram, Twitter, ya sea por la banda en general o de manera individual, se puede dar seguimiento a su contenido. Incluso en Bumble hay simulaciones donde parece que tienes chats con el artista de tu preferencia por 90 pesos al mes por cada miembro.

También puedes leer: BTS y catálogo K-Pop desaparecen de Spotify; esto se sabe hasta el momento