En el tercer día de protestas por los aumentos de las gasolinas  y el diésel, el grupo gasolinero G500 anunció el cierre de sus estaciones de servicio a partir de las 12:00 horas de este miércoles en tanto no se restablezca la seguridad de sus instalaciones.

El grupo G 500 informó a través de un comunicado que la medida aplicará en las estaciones que han recibido amenazas o que no cuentan con condiciones de seguridad absolutas.

Bloqueos a carreteras, toma de casetas, actos de protesta pacíficos y también acciones de tipo vandálico se han suscitado en al menos 20 estados de la República Mexicana a la entrada en vigor de los nuevos precios de los combustibles en hasta 20 por ciento.

“Hechos que han puesto en riesgo grave, primero la integridad y vida de ciudadanos, clientes y trabajadores, así como sus instalaciones”, informó el grupo.

Horas antes, en conferencia de prensa, Antonio Caballero, presidente de Grupo gasolinero G500, informó que se han registrado actos vandálicos en 400 de sus estaciones de servicio, reporta Grupo Imagen.

“Ninguna vida vale lo que un litro de gasolina, en condiciones de riesgo y de seguridad la vida humana está por encima de todo”, dijo.

La empresa llamó a las autoridades a restablecer y garantizar la seguridad  y reconoció que Pemex ha colaborado con las estaciones de servicio de acuerdo a sus posibilidades, pues no es autoridad de la cual dependa la fuerza pública.

Las principales actividades de G500 están concentradas en la Ciudad de México, con 103 estaciones de servicio, y su zona metropolitana, con otras 190, tienen presencia en Puebla, Tlaxcala, Hidalgo, Querétaro, Michoacán, Oaxaca, Chiapas, Guerrero y Tabasco y un socio en Chihuahua, según supágina de internet.

En 2015 tenía un total de 763 estaciones de servicio y anucnió un fondo de inversión por mil 600 millones de dólares para ampliar su red a más de mil estaciones.