El traslado de viajeros vía terrestre es un elemento clave para la recuperación del sector del turismo mexicano, uno de los más afectados por las medidas de confinamiento establecidas desde marzo de 2020 y que hasta antes de la pandemia tenía una participación en el Producto Interno Bruto (PIB) del orden de 8.7 por ciento.

Los viajes por autobús siguen siendo más seguros y cómodos que en automóvil privado y más accesibles que aquellos que se hacen por avión, pese a que las aerolíneas más grandes del país se enfocan en segmentos de viajeros nacionales y de clase media; afirma José Miguel Díaz Hernández, Gerente general de Estrella de Oro.

La marca local de MOBILITY ADO, enfocada en las rutas Ciudad de México-Acapulco y otras que recorren los estados de Guerrero, Morelos, Veracruz y Oaxaca, está apostando parte de su recuperación y futuro crecimiento en el impulso a sus servicios de transportación en sus unidades de lujo.

“Tenemos tres marcas, una de lujo, otra diamante, y nos hemos enfocado mucho en que sean nuestros autobuses insignia para esta reactivación. Hemos visto que nuestros pasajeros aprecian mucho el servicio que es de mucho mayor espacio, asiento tipo reposet, entretenimiento individual, audio individual y ahí es donde estamos apostando.

Acapulco es nuestro principal destino en Estrella de Oro, que es un viaje de seis horas y los clientes prefieren pagar el servicio de lujo, salir el viernes en la noche, llegar sábado en la mañana, disfrutar todo sábado, disfrutar todo el domingo, en la noche y solo pagaron una noche de hotel porque los otros días se fueron descansando en un autobús de lujo”, detalla el ejecutivo en entrevista con Reporte Índigo.

Los servicios de transporte turístico terrestre atienden, en gran medida, a los viajeros nacionales también conocidos como locales o de proximidad, turistas que han sido revalorados a partir de la crisis sanitaria que marcó el año 2020 y deterioró la frecuencia de los viajes internacionales.

Desde el inicio de la pandemia, las autoridades gubernamentales se negaron a establecer cierre de fronteras o prohibiciones de viaje a turistas del exterior, sin embargo, eso no impidió la caída de los ingresos obtenidos por el turismo mundial que se calculan en 13 mil 600 millones de dólares.

En 2020 se registró el ingreso al país de 24 millones 315 mil 759 turistas internacionales, lo que representó 46 por ciento menos que en 2019, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

“La última ola fuerte de contagios por COVID-19 afortunadamente no pareció ser tan nociva y no le quitó el ímpetu a las personas por salir, entonces se mantiene una recuperación lenta pero estable, lo cual nos da mucha tranquilidad”
José Miguel Díaz HernádezGerente general de Estrella de Oro

“Sin embargo, si lo contrastamos con el 2019 estamos aún más lejos de lo que nos gustaría de la recuperación, pero repito, lo vemos con muy buenos ojos y esperamos que para Semana Santa podamos medir qué tan buena está la recuperación”, explica.

De acuerdo con pronósticos de la Secretaría de Turismo (Sectur) la participación del turismo en el PIB nacional para este año será de 8.3 por ciento y aunque se trata de una cifra muy cercana a la registrada en el año prepandémico, será hasta 2023 cuando el sector alcance una recuperación plena

Para el periodo vacacional de Semana Santa se calcula que también permanezca por debajo hasta 10 por ciento de los niveles registrados en 2019, de acuerdo con el Consejo Nacional Empresarial Turístico (CICOTUR).

Cabe destacar que el consumo turístico para el 2022 será de 146 mil 886 millones de dólares, es decir, 12.3 por ciento más que en 2021, de acuerdo con datos de Sectur.

Eficientar recursos en Estrella de Oro

Bajo este contexto de recuperación del sector turístico a media velocidad, la estrategia de esta línea de autobuses es enfocarse en eficientar los recursos, señala Díaz Hernández.

“La estrategia es ser eficientes con los recursos que tenemos, esto nos orillo a tener muchos autobuses parados durante mucho tiempo en la pandemia, ahora en la reactivación buscamos que sea lo más eficiente posible para poder hacer el cochinito de nuevo y atender alguna otra eventualidad.

Particularmente en Estrella de Oro, nuestro enfoque está en el servicio de lujo porque hemos visto que es un servicio que la gente aprecia, que los atributos son muy reconocibles y le estamos apostando mucho a ella”, señala el líder de esta empresa que actualmente cuenta con 800 trabajadores y mantiene en circulación 400 autobuses de transporte de pasajeros.

Respecto a los conflictos registrados en carreteras que generan bloqueos o la crisis de inseguridad que se vive de forma marcada en el sureste del país, el director general señala que la empresa se enfoca en apoyar la recuperación de la movilidad y turismo del país, así como cooperar con las autoridades.

“Para una empresa que cumple 100 años, siempre va a haber un contexto favorable o desfavorable pero siempre estamos alineados a lo que podamos damos apoyar al turismo, a la movilidad y nos enfocamos en eso, lo demás está fuera de nuestras manos y sabemos que tendrá solución en algún momento u otro”.

También puedes leer: Flojo retorno del turismo internacional a México