Reporte Indigo

INVERSIóNEXTRANJERA

China se expande en África


Ante la desaceleración del crecimiento en China, parece que las empresas de ese país están buscando alojar sus inversiones en los lugares más rentables

Si lo que predicen los economistas neoclásicos es correcto, el capital debería ir hacia los países donde se obtengan los rendimientos más altos. Es decir, los más pobres.

En éstos, debido a la falta de trabajo y de capital, las industrias podrían operar con menores costos y de esta forma obtener mayores ganancias.

En caso de que esto aplicara en la realidad, habría convergencia en todos los países del mundo y tendrían características similares de ingreso y estándar de vida.

Sin embargo, lo que en verdad ha sucedido es una convergencia económica, pues muchos países de África en extrema pobreza viven en condiciones por debajo del nivel de subsistencia.

A pesar de las donaciones realizadas por los filántropos, el crecimiento en esta región no ha despegado. Peor aún, hay escépticos que argumentan que las donaciones empeoran el estado de los países en vez de ayudarlos.

Una de las principales voces que se expresan sobre  esto es William Easterly, economista de la Universidad de Nueva York, quien aboga por priorizar: el desarrollo de las instituciones de los países en lugar de  entregar dinero para inversión.

Ante la existencia de muchos políticos corruptos  en el continente africano, las empresas temen colocarse ahí, a pesar de los posibles retornos altos. Pero China ya ha empezado a penetrar en la región.

Voltear hacia África

La desaceleración del crecimiento de China ha sido fuerte y la preocupación generalizada. En muchos países, incluyendo México, existe la queja de que China se ha comido las industrias.

Como dicta la teoría mencionada, parece que las empresas orientales están buscando alojar sus inversiones en los lugares más rentables.

Sin embargo se han generado miedos por la “invasión” de chinos al continente africano.
Esto se volvió una preocupación latente debido al préstamo que hizo China por 20 mil millones de dólares a África.

Préstamo que muchos ven como un intento de tener mayor injerencia política en la región
El presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma, habló de sus preocupaciones en el comercio entre África y China en un foro donde también se encontraba el presidente de China.

Entre las quejas hablaba de cómo tenía que cambiar el flujo de manufactura de bienes.

Zuma expresó que “El compromiso de África al desarrollo de China ha sido demostrado por el suministro de materias primas, otros productos y transferencia de tecnología”, añadiendo que, “como todos estamos de acuerdo, su excelencia, este patrón de comercio es insostenible en el largo plazo”.

La preocupación del líder de la nación con la economía más grande del continente africano viene por el temor a una “colonización”.

Un temor a que se expropien los recursos y no se logre un desarrollo en la región; esto lo expresa con motivo de la relación comercial que han tenido con Europa.

“La experiencia pasada de África con Europa dicta una necesidad de ser cuidadosos cuando se entra a una sociedad comercial con otras economías… estamos convencidos de que la intención de China es diferente a la de Europa, la cual hasta la fecha continúa haciendo un intento de influenciar a los países africanos para su propio beneficio”.

Ya existen más de 2 mil empresas chinas que han invertido en el continente africano, muchas de las cuales son controladas por el gobierno.

La inversión del gigante asiático en África en el 2000 era de 500 millones de dólares, y para el 2009 había crecido a 16 mil millones.

Preocupados por inmigración

Sumado a los planes de expansión de las grandes empresas de generar producción en África, los trabajadores chinos han aumentado la inmigración a esta región en busca de trabajos no calificados.

En países como Uganda, Zambia y Nigeria ya han tomado acciones para bloquear a los chinos que supuestamente roban empleos a los africanos.

Fantu Cheru, profesor del Nordic African Institute, subraya que muchos empleados de China que pertenecían a los grandes proyectos de inversión se independizan para desarrollar proyectos de emprendimiento.

Respecto a las personas que han ido a buscar trabajo en África, Cheru expresa que “la categoría de las personas involucradas usualmente no es bien posicionada en el mercado laboral chino, y como la industria china gradualmente requiere mayores habilidades, se les dificulta encontrar trabajo”.

Exit mobile version