Las típicas imágenes de peleas por televisores o dispositivos electrónicos en supermercados, la saturación de centros comerciales y las largas filas en cajeros de tiendas de conveniencia que cada año nos trae el Buen Fin eventualmente evolucionarán a escenas de consumidores ordenando productos en descuentos a través de su computadora o teléfonos celulares.

Y es que cada año se observa el firme avance en la caza de descuentos y la compra de artículos o servicios durante el Buen Fin a través de internet, sobre todo con el crecimiento exponencial del comercio electrónico que se registró durante los meses de confinamiento en 2020 por la pandemia de COVID-19, año en el que las ventas digitales generaron una derrama económica de 316 mil millones de pesos, de acuerdo con la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO).

Para la edición de la semana de descuentos de este año, nueve de cada 10 mexicanos declaran que van a comprar algún artículo o adquirir un servicio y de este universo de compradores, 30 por ciento apunta que harán sus compras online, de acuerdo con el estudio “El Buen Fin, al Final del Confinamiento”, elaborado por Kantar, agencia global de investigación de mercados.

Las expectativas de compra para este Buen Fin por parte de la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO) son todavía más positivas para el e-commerce, toda vez que señala que 27 por ciento de los consumidores de este evento anual compraran sólo por internet y 70 por ciento utilizarán tanto el canal digital como las tiendas físicas.

Para este año tres de cada 10 compradores digitales que participarán en está dinámica integrada por el Gobierno federal y cámaras empresariales a través de canales digitales, lo harán por primera vez en tanto que el resto señala que ya ha comprado por internet en ediciones pasadas. Y entre las razones para hacerlo por este canal señalan que permite comparar precios y variedad, evitar aglomeraciones en tiendas físicas, mayores facilidades de pago y conocer las reseñas de los productos y servicios por parte de otros compradores, entre otros beneficios, de acuerdo con información de la AMVO.

Los portales más populares para llevar a cabo estas compras serán aquellos conocidos como multicategoria entre los que destacan Amazon y MercadoLibre; seguidos de los sitios web de las tiendas o marcas, las redes sociales y en cuarto lugar el sitio web del Buen Fin.

Pero los interesados no se limitarán a una sóla página o aplicación para adquirir sus productos el próximo 10 al 16 de noviembre, 58 por ciento de los cuestionados en el estudio de la AMVO señalan que comprarán en varios portales, frente a un cuatro por ciento de ellos que tienen un solo portal como objetivo.

Además las plataformas digitales, aplicaciones o redes sociales no sólo servirán para las compras finales durante el Buen Fin, sino también para buscar promociones, por lo que Kantar recomienda optimizar la inversión de las marcas en campañas de redes sociales, en gran medida, ante el descenso en visibilidad de medios tradicionales como la televisión.

La cadena de tiendas Sam’s Club recomienda que antes de hacer una compra en línea los usuarios se aseguren de tener una conexión a internet segura, comprar en sitios web conocidos y con buena reputación, leer las políticas de privacidad, programar las alertas de las transacciones bancarias y siempre cerrar la sesión al terminar las compras y una vez que se hayan obtenido los comprobantes.

Cabe mencionar que aunque el e-commerce continúa expandiéndose en el país, los consumidores quieren retomar la experiencia de compras en tienda después de varios meses de restricciones como medidas para contener los contagios por COVID-19, señala Kantar.

Tensión en el Buen Fin por crisis de contenedores

Pese a que hay buenos pronósticos en torno al desempeño del programa del Buen Fin de este año, con ventas superiores a las que se registraron en 2020 por 239 mil millones de pesos, diversos análisis apuntan a que la crisis del comercio internacional y el desabasto de contenedores en el tráfico marítimo podrían impactar en el abasto de productos, con especial énfasis en la industria de los textiles, cosméticos, accesorios, mercancía de China y materias primas.

Esta crisis de contenedores surgió a partir del colapso económico por la pandemia cuando la población dejó de realizar compras ante la incertidumbre financiera, lo que provocó que las embarcaciones se estancaran en los puertos a la espera de una reactivación o retornar vacíos a sus puertos de origen. Ello les generó grandes pérdidas económicas.

Actualmente, los países se enfocan en hacer grandes ofertas para exportar e importar productos en los contenedores de las embarcaciones y seguir satisfaciendo la necesidad de mercancía, sobre todo provenientes de China, uno de los principales actores de importación mundial.

Ante este panorama grandes cadenas comerciales y marketplaces afirman que están integrando acciones para contar con los productos suficientes para la demanda que implica el Buen Fin.

También puedes leer: ¿Buscas comprar celular en el Buen Fin? Profeco te dice dónde está más barato