El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) autorizó la concentración entre Altán Redes, la empresa mexicana encargada de desplegar, operar y comercializar la Red Compartida de servicios de telecomunicaciones, y la Banca Mexicana de Desarrollo.

El IFT señaló que también determinó emitir opinión favorable para la modificación al contrato de Asociación Público-Privada (APP) celebrado entre PROMTEL, Telecomunicaciones de México (Telecomm) y Altán para llevar a cabo el proyecto de Red Compartida Mayorista.

La Banca Mexicana de Desarrollo tendrá derecho a nombrar a la mayoría de los miembros del Consejo de Administración de Altán y el porcentaje de derechos fideicomisarios de la banca se irá disminuyendo y revirtiendo en favor de los accionistas de Altán conforme el crédito se vaya pagando, se detalla a través de un comunicado.

El instituto señaló que no se prevé que la concentración tenga por objeto conferir poder sustancial a las partes involucradas, ni establecer barreras a la entrada, impedir a terceros el acceso a los productos y servicios o facilitar el ejercicio de conductas prohibidas por la Ley Federal de Competencia Económica en los sectores de telecomunicaciones y radiodifusión en México.

De acuerdo con declaraciones del presidente Andrés Manuel López Obrador, Altán Redes ha sido la encargada de cubrir a 70 por ciento de la población con internet y esperaba que el gobierno se posicionará como socio mayoritario de la empresa mexicana.

También puedes leer: El necesario negocio de conectar en telecomunicaciones para Mónica Aspe