La inflación vuelve a ser noticia, luego de que este martes, el Banco de México diera a conocer que el aumento general anual en este índice fue de 5.51 por ciento.

La información, también difundida por el Inegi, detalla que este incremento se debe principalmente al aumento del precio del gas LP, el cual es un producto de primera necesidad, para cocinar y bañarse, en el 78 por ciento de los hogares mexicanos.


En la inflación registrada durante la primera quincena de enero, el precio del gas LP aumentó en un 3.86 por ciento, de los combustibles fue el que tuvo mayor variación a la alza.

Asimismo, muchos mexicanos que acuden regularmente al mercado a realizar sus compras, se darán cuenta que las frutas y verduras se encuentran más caras en comparación con la última quincena de diciembre.

Este aumento fue más evidente en el pepino, el cual registró el mayor aumento con un 10.96 por ciento en su precio; le sigue el plátano (9.69 por ciento); la papa y otros tubérculos (6.09 por ciento); y el limón (5.66 por ciento).

En cuanto a los alimentos pecuarios, el huevo fue el que registró una mayor elevación en su precio, que fue de 3,44 por ciento.

Precios aumentan hasta 68 por ciento en un año

La comparación entre la última quincena de 2017 y la primera de 2018, complica a los mexicanos la cuesta de enero. Sin embargo, hace un año a los hogares mexicanos les alcanzaba para comprar más cosas.

Datos del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) revelan que la papa es el vegetal que más aumentó su precio a comparación del año pasado, en un 68.70 por ciento. Le siguen la lechuga y la col, con un incremento del 34.20 por ciento; y el pepino y los ejotes con elevaciones del 29.62 y 27.47 por ciento, respectivamente.

[infogram id=”inflacion-1h7g6km0px7j4oy” prefix=”ds6″]


Los productos que ven las mayores alzas en sus precios son de alto consumo entre la población y forman parte fundamental de la dieta diaria, por lo que merma la economía de millones de familias.

El gas LP, por su parte, tuvo un incremento durante el 2017 de un 44 por ciento; es decir que mientras en enero una familia compraba un tanque de 20 litros con 300 pesos, a finales de diciembre, este le costó 376 pesos.