Este lunes, Walmart de México comunicó que oficialmente los adultos mayores ya no regresarán a sus instalaciones en sus puestos de empacadores debido a que los clientes han solicitado que terceros no toquen sus compras.

Lo anterior debido a las medidas sanitarias implementadas durante la pandemia de COVID-19, por lo que la cadena de supermercados decidió que los adultos mayores ya no trabajarán como empacadores.

“Derivado precisamente de la contingencia sanitaria, hemos observado que nuestros clientes buscan evitar que terceros tengan mayor contacto con la mercancía que compran”, señaló Walmart de México en un comunicado.

“Aunado a esto, conforme a la legislación aplicable, hemos dejado de otorgar bolsas de plástico de un solo uso, por lo que nuestros clientes ahora llevan sus propias bolsas reutilizables y se han habituado a empacar ellos mismos la mercancía adquirida”, argumentó la empresa.

Por estas razones es que se decidió no reincorporar a los adultos mayores pese a que en meses anteriores se esperaba que las personas mayores de 60 años pudiesen reanudar esa actividad.

Personas mayores que embolsaban productos han realizado algunas manifestaciones de protesta en las dos últimas semanas frente a tiendas de comestibles y oficinas municipales de otros países, mostrando carteles que dicen “¡Queremos trabajar!”.

Puedes leer: Empleado de Walmart en EU noquea a cliente que lo agredió y escupió (Video)

Algunos dicen a medios locales que esa actividad les da sentido a sus vidas, estructura, contactos sociales y la sensación de que son útiles. El supermercado no les paga por su trabajo, pero algunos clientes les dan propinas.

“No es justo”, declaró María Guadalupe García al noticiero Telediario. “Yo no tengo otra cosa más que esto”. Lourdes Cuca expresó: “Necesito trabajar, porque es mi apoyo emocional”.

En partes de México los adolescentes son quienes embolsan las compras, en otros las personas mayores, en el marco de un programa lanzado hace años por el Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores (INAPAM).

Sin embargo, Walmart dijo que había informado al Instituto en diciembre que el acuerdo no sería renovado.

Incluso, la Ciudad de México no es el único sitio donde ocurre esto. A principios de junio el estado de Tamaulipas aprobó una resolución exhortando a que solo los adultos mayores inmunizados sean autorizados a embolsar los comestibles, “para que dispongan de un poco más de dinero para ellos y sus familias”.

Fadlala Akabani, secretario de desarrollo económico de la Ciudad de México, dijo que hay unas 35 mil personas que embolsan comestibles en todo México y unas 4 mil 400 en la capital.

“De los 4 mil 400 empacadores que tenía (en la capital), solamente 2 mil 209 han pretendido regresar”, expresó Akabani. “Entonces los estamos reubicando en algunas tiendas”.