Esta es una producción de Red Koi Box, publicada por Deck 13, dónde el jugador podrá emprender una aventura arqueológica, explorando un lugar aparentemente abandonado y lleno de acertijos, dándole un aire a Tomb Rider e Indiana Jones, con la única diferencia de que es en primera persona y no hay un peligro constante que te persiga durante esta aventura, dando la oportunidad de dejar las armas en segundo plano, ya que la exploración y habilidad para escapar de cada habitación serán lo que te otorgue la victoria y libertad.

RELIQUIAS FUTURISTAS

En esta entrega interpretaremos a Raug Zeekon, un arqueólogo interestelar del planeta Cunor que deberá investigar una misteriosa señal que proviene de un sistema solar completamente desconocido. Al comenzar el juego, se sitúa al jugador en una atmósfera selvática pero con un toque futurista y misterioso que alberga un montón de ruinas y estructuras entre maya y egipcias. Una inteligencia artificial es quien nos da la bienvenida y comienza a relatar parte de la historia que es nuestro deber armar para saber por qué las ruinas están aparentemente desiertas y que fue de su civilización. Resolver los acertijos nos ayudará a ir descubriendo los secretos de ese extraño lugar y sus orígenes.

Podríamos comparar los escenarios con los interiores de las naves de Star Wars, aunque mucho más coloridos, dominando las texturas de las piedras y los metales que ilustran la mayoría de las estructuras en las que nos adentraremos.

ADENTRARTE A LA SOLEDAD

Al ser una entrega enfocada en la exploración y la resolución de una serie de acertijos, se entiende que se trata de un juego con ritmo lento, pero sumado al hecho de que no hay otra presencia para interactuar y te encuentras completamente solo, hace que en ocasiones los escenarios luzcan muy vacíos, no necesariamente da el efecto de adentrar al espectador a la historia. La música si es un factor importante que sin distraer al jugador, le da una melodía que hace la expedición más amena. El menú y los subtítulos están en español, mientras que la inteligencia artificial que nos guía, está en inglés, pero es mínima esta interacción.

Generalmente, cuando se habla de juegos de acertijos suele ser un tema de nicho, pero en esta entrega, la jugabilidad se integra de forma tan orgánica, que aunque no haya contexto de que hacer durante la aventura, hay un rumbo claro, y sin la necesidad de un montón de estorbosos indicadores de pantalla, señales o mini mapas que en otras entregas juegan un papel esencial. 

Los primeros rompecabezas son muy sencillos pero conforme la historia va avanzando, va incrementando la dificultad  y para variar un poco las mecánicas, además de resolver rompecabezas que nos permitirán avanzar, también nos veremos presionando botones y absorbiendo energía para poder abrir puertas o desactivar bloqueos a entradas.

Nuestra fiel compañera se trata de una pistola que absorbe energía naranja de unas estatuas de búhos que están por todos lados y energía azul que sirve de conector entre puntos; Es aquí donde nuestra mente debe poner en práctica las mejores estrategias.

Calificación: 7.0

Faraday Protocol es una buena opción para los amantes de la exploración sobre la acción y aquellos a quienes les apasionen los puzles, aunque es una perfecta elección para quienes deseen vivir la experiencia y no sean tan devotos al género. Como sea se disfruta la historia, los diferentes escenarios y el reto.

Faraday Protocol es un juego desarrollado por Red Koi Box y distribuido por Deck13 Interactive, y se encuentra disponible para PlayStation 4, PlayStation 5, XBox ONE, Xbox Series X/S, PC y Nintendo Switch. Para esta reseña se jugó la versión para Nintendo Switch.