Con la llegada de Street Fighter II en 1991, Capcom se estableció como la compañía más importante e influyente dentro del género de peleas, dando lugar a una increíble cantidad de títulos legendarios que siguieron el camino que establecieron los peleadores callejeros. Celebrando 35 años de historia, el desarrollador japonés edita una nueva colección de juegos clásicos que, para los fanáticos del género, será una compra obligada.

GOLPE LIMPIO

No vamos a negar que casi todos los títulos de peleas de Capcom se han vuelto inspiración y punto de comparación para cualquier otro juego que se publique dentro de este género. Más allá de Street Fighter, a lo largo de los últimos 30 años hemos visto la llegada de muchas series y título que, dentro del concepto de luchas uno contra uno, han modificado la fórmula con personajes estrafalarios, interesantes modificaciones al modo de juego e incluso, la mezcla de las peleas con otros géneros como lo son la habilidad (o puzzle).

Sin olvidar la serie que le dio origen a este legado, Capcom Fighting Collection reúne finalmente “el otro” gran juego de peleas de la compañía: DarkStalkers, y nos ofrece una recopilación que no sólo incluye todos los títulos de esa serie, sino también otros grandes clásicos del género y un par de curiosidades que llamarán la atención de los fanáticos. Esta colección incluye:

  • Darkstalkers: The Night Warriors
  • Night Warriors: Darkstalkers’ Revenge
  • Vampire Savior: The Lord of Vampire
  • Vampire Hunter 2: Darkstalkers’ Revenge
  • Vampire Savior 2: The Lord of Vampire
  • Red Earth
  • Hyper Street Fighter II: The Anniversary Edition
  • Super Puzzle Fighter II Turbo
  • Super Gem Fighter Mini Mix
  • Cyberbots: Full Metal Madness

Dentro de esta selección nos interesó mucho Red Earth, que mezcla elementos de RPG con el clásico reto de peleas, y el insuperable Super Puzzle Fighter II Turbo, donde la habilidad de acomodar piezas de un mismo color en un tablero decidirán la fuerza y velocidad con la que vences a tu oponente, Hyper Street Fighter II: The Anniversary Edition te permite modificar eljuego a tu antojo y Cyberbots: Full Metal Madness vendría siendo la curiosidad meno y quizá, el menos valorado de los juegos disponibles.

GRAN PRESENTACIÓN

Fuera de la selección de juegos, lo que más brilla de esta colección es su presentación. Todos los títulos están disponibles desde el principio y cada uno tiene las opciones para entrar directamente sin necesidad de ver intros y hace muchas modificaciones para personalizar la reta, llevándote rápidamente a la pelea, ya sea en forma local o en línea.

Por otro lado, el título está lleno de logros, que al superarse van liberando piezas en el museo, el cual contiene más de 500 ilustraciones de los juegos incluídos en la colección, además de están disponibles las bandas sonoras completas de cada título (aunque sólo pueden escucharse en su menú correspondiente). El gameplay en sí cuenta con muchas opciones para facilitar la personalización e incluso te permite salvar a media partida, un detalle muy importante para quienes juegan este título de manera portátil. Finalmente, Capcom Fighting Collection cuenta con muchas opciones de visualización, así como la opción de cambiar o quitar definitivamente el marco de la pantalla.

Los fanáticos del género disfrutarán mucho este juego, y gracias al Rollback Netcode, el soporte en línea es casi perfecto.

Calificación: 8.5

Los fanáticos de los juegos de peleas encontrarán en Capcom Fighting Collection una joya que ofrece algunos de los mejores títulos de la compañía en una presentación accesible. Con una increíble presentación, mucho material adicional y robusto modo en línea que te permite jugar incluso mientras buscas reta en la red, esta colección es una de esas que vale la pena tener si gustas del género de lucha.

Capcom Fighting Collection es un título desarrollado y distribuido por Capcom para PlayStation 4, PlayStation 5, Xbox ONE, XBox Series X/S, Nintendo Switch y PC. Para esta reseña se jugó la versión de PlayStation 4, la cual fue proporcionada por el distribuidor.