Neon Genesis Evangelion es un anime que desde su creación alcanzó el grado de legendario. A más de una década de su lanzamiento, la franquicia regresa para culminar (por fin) toda la historia de Shinji y compañía. Rebuild of Evangelion cumple con su nombre y además de servir para introducir esta historia a espectadores nuevos, da una nueva visión (creo yo) más madura de Evangelion.

EXPLOSIONES Y EXISTENCIALISMO

Antes de pasar a la evidente historia bien escrita y bastante retadora, es claro que para esta tetralogía Hideaki Anno tuvo mucho más presupuesto, la secuencia inicial fue increíble en streaming, pero en la gran pantalla es otra cosa. Esta película muestra una animación detallada y se atreve a incluso mezclar estilos que en cuestiones técnicas la hacen superior a sus antecesoras.

La primera pelea es una probadita de lo que tendremos a lo largo de toda la cinta. Colores vibrantes, escenas con un diseño sonoro destacable que son estruendosas cuando necesitan serlo, y paisajes sorprendentes es el paquete técnico que componen a Thrice Upon a Time.

Pero la animación no es lo único relevante de esta entrega. Se sabe que Evangelion no es un producto sencillo en cuanto narrativa; simbolismos, referencias rebuscadas y cosas que simplemente no tienen un significado concreto son elementos que volveremos a encontrar en esta entrega y a pesar de contar con un recuento de los hechos al inicio del filme, recomiendo que si no eres seguidor de la saga o si no tienes muy frescos los hechos de las películas anteriores, si valdría la pena volver a visitar los otros títulos de la serie ya que la secuencia de resumen no basta para explicar todo el contexto.

DISCURSO DIRECTO Y MADURO

Además de volver a ver a Shinji, Asuka y Rei, en esta última entrega vemos el regreso de varios personajes que aunque suman a la trama, se profundiza muy poco en ellos y se desaprovecha su interesante potencial.

Al ser un anime que comenzó en 1995, es obvio que es una historia que ya no ve con los mismo ojos a su audiencia y viceversa, da gusto ver la evolución de personajes que se nota crecieron con su autor y sus espectadores. Se sabe que el creador imprimió mucho de sus dolencias y tristezas en su creación, y que ahora vea el futuro y la existencia misma con mayor optimismo refleja un gran crecimiento junto a los fans.

Evangelion 3.0+1.0 es una excelente conclusión a la saga Evangelion, es una película que demuestra mucho cariño en su producción y se siente como un mensaje alentador en momentos de incertidumbre. Por otro lado, es de aplaudir el esfuerzo de Konichiwa Festival que a pesar de ser un producto de nicho y que ya había tenido un estreno previo en plataformas de streaming, se atrevieron a traer este desenlace a la pantalla grande y en formatos poco convencionales como el 4DX.