"Nos preocupa la continuidad del proceso que ocurre en México con el clembuterol. La FIFA debe poner más atención, y esperamos que lo haga, porque siempre es la misma razón, el mismo origen. Desde donde quieran verlo, es un anabólico que fortalece físicamente al jugador"
Rafael CallejasPresidente de la Fenafuth

Los dos casos de dopaje por clembuterol en la Liga Bancomer MX siguen en el limbo y sin respuestas de parte de las autoridades del deporte nacional. A primera vista, es posible que pretendan dejar en el olvido las explicaciones que les deben a los aficionados y a todos los involucrados en este deporte.

Ni la Liga ni la Federación Mexicana de Futbol quisieron llegar más lejos en este asunto alarmante y de interés público. Tan pronto se dio a conocer que dos de cuatro jugadores que se practicaron la prueba de orina (se habla de Jesús Corona y Marco Jiménez) salieron con dosis del broncodilatador, anunciaron los procesos que seguirían y en seguida dieron carpetazo al problema.

La muestra más clara fueron los supuestos resultados de las jornadas 2, 3, 4 y 5 del Apertura 2013, en las que misteriosamente se informó que ya no se encontró clembuterol, cuando se supone que en la primera semana de actividad pasaron varios días antes de que se diera a conocer el dopaje.

En la Jornada 2, los duelos sorteados fueron Atlas vs. León y América vs. Xolos. En el primero de ellos, los resultados fueron negativos, mientras que en el segundo se postergaron las pruebas y el partido.

Para la fecha 3, los jugadores que se  sometieron a las pruebas fueron del partido Puebla vs. Santos y Guadalajara vs. Veracruz, también negativos. Para la Jornada 4, fueron examinados  elementos del juego de Monterrey y Toluca, además de Pumas vs. Tigres.

La realidad es que esta penosa situación no ha terminado, y es Rafael Callejas, presidente de la Federación Nacional de Futbol de Honduras, quien ahora exige respuestas.

Cabe señalar que México y Honduras se enfrentarán el próximo 6 de septiembre dentro del Hexagonal Final rumbo al Mundial de Brasil 2014. Es por ello que los catrachos tienen dudas sobre las justificaciones que la Femexfut ha emitido escuetamente sobre el tema del dopaje.

“Si sale un jugador positivo, lo que procede es suspenderlo, pero no he visto algún juego anulado o pérdida de puntos por esto”, expresó el directivo hondureño sobre la ambigüedad de las explicaciones que ha dado la Femexfut.

Callejas dijo que estaba angustiado por el tema y su resolución por parte de  la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA).

“Nos preocupa la continuidad del proceso que ocurre en México con el clembuterol. La FIFA debe poner más atención, y esperamos que lo haga porque siempre es la misma razón, el mismo origen. Desde donde quieran verlo, es un anabólico que fortalece físicamente al jugador”, declaró.

La comisionada de Evidencia y Manejo de Riesgos de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), Rocío Alatorre, dijo a Proceso que la Femexfut nunca le brindó respuesta sobre la cantidad de clembuterol contenida en la orina de los futbolistas, ni del lugar donde fue comprada o consumida la carne, información que ellos deben integrar a la investigación por ser un asunto de salud pública.

Las pruebas que identificaron la intoxicación en los dos jugadores estuvieron a cargo del Laboratorio Nacional de Prevención y Control de Dopaje de la Conade, y ya están en la Organización Mundial Antidopaje (WADA, por sus siglas en inglés), que el el 4 de septiembre determinará la condonación o sanción por la presencia de clembuterol en la sangre.

‘Negarlo es de fariseos’

Paul Breitner aseguró que el dopaje está presente en el mundo del futbol y acusó de hipócritas a quienes hoy lo niegan.

El exfutbolista alemán, que terminó su carrera activa en mayo de 1983 y hoy es asesor del Bayern Múnich, dijo que este asunto está en primer plano en el balompié germano desde hace muchos años, luego de que un estudio revelara un dopaje sistemático promovido por Alemania Occidental en todos los deportes, incluido el futbol.

“Sería un error si, como futbolistas, dijéramos que solo hubo doping entre atletas y nadadores. No. En los años anteriores, sobre los que tengo un panorama, el doping ya era un tema presente en el futbol. Quien quiera negarlo, para mí es un fariseo”, dijo el exfutbolista de 61 años.

La postura de Breitner, campeón del mundo en 1974, contrasta con la de figuras históricas de la selección alemana como Franz Beckenbauer o Bernd Schuster, quienes evadieron el tema.

La WADA decidirá

De acuerdo al Artículo 13 del Código Mundial Antidopaje, en su apartado 2.3, la WADA tiene 21 días para apelar la decisión ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) o, en su defecto, respaldar la decisión de la Comisión Disciplinaria, que exoneró a los dos jugadores. El 4 de septiembre es el día límite.