Ante la violencia racial que se ha presentado en Estados Unidos desde hace varios años, pero en fechas recientes ha retomado notoriedad debido a la muerte del ciudadano afroamericano George Floyd a manos de un policía, el mundo del deporte ha vuelto a levantar la voz para exigir el respeto a la vida de las ‘minorías’.

Desde la decisión de Nascar de no volver a ondear la bandera confederada en sus carreras, el reconocimiento de la NFL a la protesta que le costó un veto en la liga al quarterback Colin Kaepernick, hasta la presencia de los propios deportistas en las manifestaciones públicas en las distintas ciudades.

Uno de ellos es el basquetbolista mexicano Juan Toscano, quien además de lucir en la NBA con los Warriors de Golden State por su gran defensiva, ha levantado fuerte la voz en pro de los derechos humanos, junto con otros de sus compañeros de equipo como Stephen Curry.

“Prefiero que la gente me recuerde a mí haciendo esto, en lugar de, ‘oh, recuerdo que jugó con los Warriors y es de Oakland’. Soy un hombre mitad negro, mitad mexicano, pero sigo siendo un hombre negro. Se trata de la humanidad y se trata de hacer lo correcto”, dijo Toscano Anderson durante una protesta.

La álgida situación social en la Unión Americana no parece detenerse, esto debido a que desde la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, los actos de racismo y discriminación han aumentado, sumado a que el propio presidente intenta desacreditar las protestas, como lo hizo con las de Kaepernick y ahora con las manifestaciones por el asesinato de George Floyd.

De acuerdo con un estudio de Pew Research Center sobre la violencia racial, de los 59 millones 763 mil 631 hispanos y latinoamericanos que habitan en Estados Unidos, 75 por ciento de ellos ha experimentado agresiones en su contra debido a sus orígenes, un porcentaje similar al de los afroamericanos, pues de los 40 millones 916 mil 113 ciudadanos de esta raza, 76 por ciento ha sido atacada en algún momento.

Estas cifras cobran notoriedad respecto a la posibilidad de que cualquiera de las personas de las razas mencionadas pueda morir en algún altercado con la policía, ya que uno de cada mil hombres y niños afroamericanos corre riesgo de ser asesinado por un uniformado.

La esencia de las fuerzas de seguridad se ha perdido en Estados Unidos, pues estas son culpables del 1.6 por ciento de las muertes en personas de color y 1.2 por ciento respecto a hispanos y latinoamericanos, aunque los propios ciudadanos caucásicos también han sido víctimas de la policía, aunque en menor medida, con 0.5 por ciento de incidencia.

“Las probabilidades de ser asesinados por la policía son más elevadas que las que tienes de ganar muchos juegos de lotería. Ese número de uno en mil nos pareció bastante alto”, expresó el sociólogo Frank Edwards de la Universidad de Rutgers, quien realizó este estudio el año pasado.

Estamos Unidos, protestas por George Floyd

Además de Toscano, otros basquetbolistas como Russell Westbrook, Karl-Anthony Towns y DeMar DeRozan se han sumado a las protestas, al igual que jugadores de la NFL, MLB, y de las manifestaciones antes del comienzo de juegos en la Bundesliga y distintas posturas que han hecho otros atletas en sus redes sociales en busca de concientizar sobre un problema social que se debe combatir en todo el mundo.

También puedes leer: Protestas por George Floyd llegan a Europa