¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Piensa
imagen principal

Black Lives Matter

Educación para niños antirracistas

Fernanda Muñoz

Con el objetivo de que al paso de los años las personas de color dejen de ser discriminadas por su origen y apariencia; especialistas comparten distintas estrategias familiares y escolares para que los niños y niñas de ahora se conviertan en adultos justos y equitativos, y sean ellos quienes guíen a las próximas generaciones


Jun 9, 2020
Lectura 5 min
portada post

Desde hace dos semanas, la voz que ya existía en contra del racismo se potencializó. La muerte de George Floyd luego de un arresto policial en Estados Unidos provocó que miles de personas en todo el mundo pelearan por igualdad racial, porque las personas de color puedan caminar tranquilas sin ser observadas, juzgadas o arrestadas. Pero para lograr ese cambio, haciendo que desaparezcan poco a poco actos racistas y discriminatorios en la humanidad, personajes como Antonio Guterres ven en la educación de niños y niñas la solución.

Para el secretario general de las Naciones Unidas, “la educación es la mejor herramienta que está a nuestra disposición para prevenir todas las formas de intolerancia y discriminación, y para asegurar el respeto igualitario de cada mujer y cada hombre”.

De acuerdo con la Academia Americana de Pediatría, todo niño y niña del mundo puede convertirse en un adulto igualitario y justo sólo si sus padres lo son o deciden ser, pues ellos son los pilares que construyen su educación.

Al respecto, Gabriela González Ortuño, maestra de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Acatlán, comparte que el papel de los padres de familia es vital para que haya un cambio radical en los menores.

En entrevista con Reporte Índigo, la catedrática enfatiza que los adultos deben hablar sobre racismo con los niños y niñas desde temprana edad, explicándoles, primero que nada, las diferentes partes de la historia, como las raíces indígenas y afromexicanas que hay y enriquecen al país y al mundo.

González Ortuño señala que es a través de ejercicios muy pequeños que los padres y madres pueden enseñar a sus hijos e hijas a no ser parte del problema cuando crezcan. Con la ayuda de sus crayones, por ejemplo, pueden explicarles que además de esos colores de tono “piel”, hay muchos más, y eso no significa que sean diferentes a los demás, sino igual de bellos.

“Otra manera de educarlos es con la ayuda de programas de televisión infantiles. Podemos preguntarles: ‘¿nosotros somos iguales a los personajes que ves en pantalla? ¿Y tus amigos?’ Con eso demostramos que hay distintas personas que, aunque parezcan diferentes, son iguales”, destaca la académica.

Asimismo, la maestra menciona que los adultos pueden interactuar con los más chicos al elegir sus juguetes, suguiriéndoles muñecos con un tono de piel y cabello más oscuro.

Si en dado caso vemos que nuestros hijos hacen un comentario o una actitud racista, lo primero que debemos incitar es a la reflexión, preguntándoles por qué creen eso y de dónde lo escucharon. Después, los hacemos recapacitar, diciéndoles que deben tratar a todos con respeto

- Gabriela González Ortuño

Maestra de la FES Acatlán

El cambio también está en la educación

Una de las características que más definen a los niños y niñas, independientemente del lugar del que provengan, es que son curiosos, continuamente hacen múltiples preguntas, y cuando no se las pueden hacer a sus padres, acuden a sus profesores de escuela, personas con las que conviven gran parte del día.

María de la Paz Jiménez Castañeda, maestra de Pedagogía y exacadémica de la UNAM, explica que los profesores y profesoras deben ser aliadas de los padres y madres respecto a la educación de los pequeños, pues sólo trabajando en conjunto pueden tener grandes resultados.

De acuerdo con ella, las escuelas y las familias deben estar siempre tomadas de la mano, ya que si se le deja el trabajo de educar a los niños sólo a una, la balanza se rompe y los pequeños son los que terminan siendo los más perjudicados.

“Juntas, las escuelas y las familias deben inculcar el verdadero valor del ser humano, la importancia de ser solidarios y amorosos con nuestros semejantes, sólo así podremos convivir como sociedad”, añade.

Para la maestra, una de las mejores actividades que pueden hacer sus colegas es intentar que los menores jueguen todos juntos, evitando que se formen equipos que dividan a quienes integran al grupo.

“Además de trabajar en que todos los niños estén unidos, los profesores deben aprovechar cualquier momento para hablar con ellos sobre igualdad e inclusión, de cómo nos hemos conformado como sociedad”, destaca Jiménez Castañeda.

La maestra declara que hoy más que nunca se debe hablar de racismo y valores en las escuelas, principalmente de educación básica, pues sólo así se puede generar un cambio en el futuro de las nuevas generaciones.

También puedes leer: Racismo, una pandemia silenciosa también en México


Notas relacionadas

Ago 27, 2020
Lectura 5 min

Black Lives Matter

Muerte en Wisconsin, violencia en protestas

Mara Echeverría


Ago 27, 2020 Lectura 5 min

Jun 12, 2020
Lectura 3 min

Black Lives Matter

Unidos en un mismo grito por George Floyd

Manuel Cuéllar


Jun 12, 2020 Lectura 3 min

Jun 2, 2020
Lectura 6 min

Black Lives Matter

Racismo, el invitado incómodo de Estados Unidos

Mara Echeverría y Nayeli Meza


Jun 2, 2020 Lectura 6 min

doPlay

Jun 2, 2020

Black Lives Matter

Resistencia americana contra el racismo

Mara Echeverría y Nayeli Meza


Jun 2, 2020

Comentarios