La suerte está echada. En vísperas de la final del Mundial de Clubes en Qatar, Tigres deberá luchar contra los antecedentes históricos, las cifras negativas, la desigualdad económica, la calidad de planteles, pero, sobre todo, contra las casas de apuestas, que, pese a tratarse del partido por el título del torneo, dan como amplio favorito a su rival, el Bayern Múnich de Alemania.

Además de alcanzar la UEFA Champions League 2019-20, el conjunto bávaro levantó los títulos de la Bundesliga, DFB Pokal y Supercopa de Alemania, lo que le da una amplia ventaja competitiva sobre los regiomontanos, quienes, pese a conseguir la Liga de Campeones de la Concacaf, en Liga MX no han sido los mejores desde el Clausura 2019.

Aunque en el mundo del deporte no hay nada escrito, por lo que hasta el rival más débil puede dar la gran campanada, en la industria de las apuestas las probabilidades determinan las proyecciones estadísticas. Es decir, si una situación es altamente probable la cuota es baja, mientras que, si un pronóstico es improbable la cuota establecida será baja.

Para Luis Silva, periodista deportivo de W Radio y asesor de apuestas, no cabe duda que el club alemán es favorito sobre el mexicano, toda vez que, de acuerdo a lo que han dictaminado los casinos, el Bayern Múnich tiene una probabilidad del 80 por ciento de llevarse la victoria.

“Los alemanes son favoritos y así lo dictan los casinos. La victoria de los teutones en 90 minutos tiene un pago establecido de -500 para las casas de apuestas; es decir, pronostican un 80 por ciento de probabilidad para que el representante de la Bundesliga sea el triunfador en tiempo regular. Respecto al pago, por cada 500 pesos que apuestes, el casino únicamente te pagaría 100”, explica para Reporte Índigo.

Brecha económica entre Tigres y Bayern

Dentro de los factores a considerar, el que parece inclinar la balanza de manera significativa hacia el equipo europeo es la diferencia en el valor monetario entre una escuadra y la otra.

De acuerdo con el portal Transfermarkt, el equipo alemán tiene un costo de 1,059.70 millones de dólares, cifra que supera en casi 15 veces a los 71.57 millones de dólares de Tigres, que se posiciona como el cuarto club más valioso de la Liga MX.

La diferencia se hace aún más notoria cuando se compara a las máximas figuras del Bayern Múnich con el valor total de los regiomontanos. La plantilla universitaria vale menos que siete de los futbolistas del cuadro bávaro, dentro de los cuales destacan: Serge Gnabry, con un costo de 108.44 millones de dólares; Joshua Kimmich, 102.42 millones de dólares; el canadiense Alphonso Davies (96.39 millones de dólares); así como Leroy Sané, quien tiene un valor en mercado de 84.32 millones de dólares.

La brecha deportiva entre ambos puede desmotivar a los aficionados, por lo que dentro de las apuestas se abren diferentes mercados en donde los momios pueden llegar a ofrecer una ganancia atractiva en caso que Tigres triunfe o empate en los 90 minutos del partido.

“Hay diferentes mercados en los que puedes apostar. Si el equipo del ‘Tuca’ Ferretti llegara a ganar o a empatar el duelo en 90 minutos, te pagarían +295 (295 pesos por cada 100 apostados). Ese tipo de momios los colocan como un gancho. Para que los aficionados al equipo se motiven a apostar por el club de sus amores, aunque en realidad ofrecen ese pago atractivo porque las posibilidades de que ganen su apuesta es mínima”, explica Luis Silva.

Supremacía estadística

La hegemonía de los representantes de la UEFA también juega un papel relevante a la hora de establecer un favorito en esta final. Mientras que el representante de la Concacaf arriba al juego definitivo por primera vez en la historia, los campeones de la Champions League han acaparado el trofeo en 12 ocasiones, ganando de manera consecutiva las últimas siete ediciones.

Asimismo, el camino del vigente monarca de la Liga de Campeones de la UEFA para llegar al Mundial de Clubes raya en la perfección. En la Bundesliga concluyó la temporada con 82 unidades, en la Copa de Alemania derrotó por 4-2 al Bayern Leverkusen y en la final de la Champions League vencieron al Paris Saint-Germain, alcanzando la marca de 11 partidos sin conocer la derrota.

También puedes leer: Les llueven elogios internacionales a los Tigres