Rafael Nadal padeció con una lesión en un pie hacia el final del encuentro que perdió el jueves por 1-6, 7-5, 6-2 ante Denis Shapovalov en la tercera ronda del Masters de Roma.

En un momento del encuentro, el tenista español, de 35 años, caminó y se inclinó en la caja de toallas e hizo una mueca de dolor. También cojeó entre distintos puntos.

Fue una escena preocupante para Nadal —especialmente debido a que el Abierto de Francia comienza en 10 días.

Nadal se perdió una gran parte del año pasado debido a una lesión en el pie izquierdo.

“Me lastimé de nuevo el pie y tengo mucho dolor. Soy un jugador que vive con una lesión. No es nada nuevo. Es algo que está ahí desafortunadamente”, admitió Nadal.

“Muchos días no puedo entrenar de forma adecuada”.

Nadal regresó a la Gira la semana pasada tras sufrir una fisura en las costillas que lo dejó fuera seis semanas.

Tras un magistral inicio del año que incluyó su 21er título de Grand Slam en Australia para establecer un nuevo récord.

El tenista español avanzó la semana pasada en los cuartos de final del Abierto de Madrid ante Carlos Alcaraz, su compatriota de 19 años.

Lee también: Swiatek doblega a Azarenka y llega a 25 victorias seguidas

 

En contraste, el número uno mundial Novak Djokovic no pasó sobresaltos al despachar 6-2, 6-2 a Stan Wawrinka, quien disputaba apenas su segundo torneo tras un par de cirugías en el pie izquierdo.

Con 1 hora y 14 minutos, Djokovic liquidó su compromiso más rápido que el primer set entre Swiatek and Azarenka.

Djokovic, cinco veces campeón en Roma, se las verá ahora con el canadiense Felix Auger-Aliassime.

Quien puso fin a la marcha del estadounidense Marcos Girón al imponerse por 6-3, 6-2. Será el primer duelo entre Djokovic y Auger-Aliassime en la gira.