Gran parte de las imágenes que se han mostrado sobre Qatar, a lo largo del Mundial, son de grandes edificios exuberantes y lujosos; no obstante, este país tiene otra cara, ya que hay barrios muy pobres en los cuales las personas viven en situaciones muy precarias, tal como lo mostró Luisito Comunica.

Esto debido a que, en su video más reciente, el youtuber visitó dos de los campamentos para trabajadores, edificios con diferentes cuartos en los que habitan obreros y empleados migrantes, dejando ver cómo son las condiciones de vida.

¿Cómo viven en los barrios pobres de Qatar?

El youtuber explicó que los campamentos son un conjunto de edificios que rentan los contratistas, quienes ofrecen vivienda a sus trabajadores, ya que de esta forma los empleadores no deben pagarles dinero extra para sus rentas.

“Se les da un salario mínimo de mil reales, que son aproximadamente 300 dólares al mes, también estipula la ley que se les debe dar 300 reales más para una vivienda. Las compañías se lo pueden ahorrar si ellos dan la vivienda”, comentó.

En cada uno de los cuartos habitan entre 8 y 10 personas. No todas las áreas del campamento están limpias: Foto: Captura de pantalla

No obstante, a lo largo del video deja ver que las condiciones en las que viven los trabajadores son muy precarias, ya que en cada uno de los cuartos habitan entre 8 y 10 personas, por lo que el espacio para cada una es reducido.

De esta forma, en las imágenes mostradas por el youtuber, es posible ver que las personas cuelgan su ropa en clavos o en su defecto, colocan todos sus objetos personales sobre las camas.

Además, para cocinar, almacenar alimentos e ir al baño y bañarse cuentan con áreas comunes que comparten con todas las personas que viven en los campamentos; no obstante, estas áreas no son del todo limpias.

Debido a espacio reducido, las personas deben poner sus pertenencias sobre sus camas o colgarlas en clavos sobre la pared: Foto: Captura de pantalla

Lo anterior, debido a que durante su visita Luisito Comunica encontró cucarachas, insectos y basura acumulada, e incluso en el segundo campamento señaló que había un ratón muerto en uno de los pasillos.

Del mismo modo, los trabajadores cuentan con una mezquita que se habilitó para que puedan acudir a orar y una tienda, en donde encuentran productos de primera necesidad a precios accesibles.

Finalmente, Luisito Comunica señaló que, pese a estas condiciones de vida, no todas las personas tienen malas historias sobre sus empleadores, ya que mientras a algunos les quitaron sus papeles al llegar a Qatar y no los dejan ir; otros más agradecieron, pues tienen buenos salarios, bonos y atención médica.