Después de semanas de rumores, la malas noticias se han confirmado, luego de que la Liga de Futbol Americano Profesional (LFA) ratificara que por segundo año consecutivo no se jugará la temporada, dejando en suspenso el gran festejo para el Tazón México V.

Aunque la noticia no fue bien recibida en algunos equipos que integran la organización, y por el público que ansiaba que la acción de este deporte se reanudara, los jugadores salieron a la defensa de la LFA, al asegurar que suspender la temporada 2021 fue la mejor decisión por parte de la directiva que encabeza el comisionado Alejandro Jaimes.

“Claro que para nosotros los jugadores es muy complicado que no haya temporada, porque tenemos muchas ganas de regresar al campo, pero, hay que ser sinceros, también en esta parte la LFA está actuando responsablemente porque es un tema de salud hacia los jugadores, porque si lo vemos desde esta perspectiva sería muy complicado cuidar el protocolo de salud de cada uno de los jugadores”, explica David Aceves, linebacker del último campeón de la LFA, Condors

Aceves comenta que la decisión de suspender la temporada era la opción más viable, ya que ellos están conscientes que el contagio por COVID-19, en caso de que se jugara este año, sería más fuerte, debido a que a diferencia de otros deportes, la mayoría de ellos tienen un trabajo, porque por ahora del futbol americano no se puede vivir.

“Como todos saben, nosotros los jugadores de LFA, no vivimos o no dependemos de lo que percibimos por jugar al futbol americano, obviamente todos tenemos nuestros trabajos y eso provoca que tengamos contacto con otras personas, si somos un grupo de 30 a 40 personas y que todas esas personas ya tuvieron un contacto ajeno al de nosotros, es lógico que pueda existir un alto riesgo de contagio.

“Si vemos esos factores, cuidar el círculo de contacto y de salud de cada jugador de cada franquicia sería muy complicado, y más porque ahorita no tenemos una infraestructura como la tiene la NFL para realizar la temporada, entonces sí fue una decisión acertada suspender las actividades”, indica Aceves.

En ese mismo sentido, Jorge Gamboa, jugador de Mexicas de Ciudad de México, apoyó a su colega y agregó que otro factor que pudo haber influenciado la cancelación de la temporada es el tema de los calendarios, ya que se sabe que, al igual que la LFA, otras competencias tenían planeado reiniciar sus actividades a la par que el organismo profesional, lo cual iba a complicar su desarrollo.

“Aunque apenas la semana pasada se dio a conocer la cancelación de la temporada, este ya era un rumor que teníamos desde hace mucho tiempo y más porque sabíamos que en caso de que se diera la temporada se iba a complicar en el tema del calendario con otras ligas, por esa razón podríamos decir que por nuestro lado, por el lado de Mexicas, ya esperábamos esta noticia.

“Sin dudas esto es más un tema de salud que otra cosa, además de que los dueños tenían claro que nosotros, aunque estamos entrenando en casa y todo eso, no teníamos una preparación muy adecuada porque era de dos meses entrenar bien, dos meses no, entonces es también en esa parte hubiera sido muy complicado”, dice Gamboa.

Rendimiento en la LFA, Daño colateral

Aunque los jugadores consultados por Reporte Índigo están de acuerdo en la cancelación de la temporada, Diego Pérez Arvizu, “El Comandante”, quarterback de los Condors, señala que sí habrá afectaciones al no jugar por segundo año consecutivo y se verá principalmente en el rendimiento de los deportistas, debido a la edad.

“Yo considero que la principal afectación para nosotros puede ser en la edad, porque aquel jugador que sale de Liga Mayor, te hablo de que tienen entre 25 o 26 años, ya no va a llegar con esa plenitud que se tenía contemplada y eso puede ser un factor en contra, no disfrutar su elegibilidad como profesional.

“En mi caso, yo quiero seguir jugando, mi hijo me motiva a seguir jugando porque quiero que me vea, yo he dicho que no me voy a retirar hasta que mi cuerpo me lo pida, pero yo empecé mi profesionalismo a los 26 años y ya tengo 30, si esto sigue igual, también se me podría complicar”, asegura Diego.

Para David Aceves otro golpe que puede recibir la LFA al cancelar la temporada es el tema del desarrollo, pues, aunque en la actualidad hay un crecimiento considerable, es muy probable que este se vea frenado.

“Considero que este nuevo parón de actividades podría provocar algún retraso o alguna crisis pequeña, porque al final todo va a repercutir, y ese gran crecimiento que hemos tenido en el los últimos años se puede ver frenado y eso, sin dudas, será malo para el deporte”, afirma.

También puedes leer: LFA en crecimiento uniforme para César Pérez Durán