60
millones de euros al año recibirá el club inglés por anunciar la marca Chevrolet

El “gigante inglés” del Manchester United volvió a superar al Real Madrid y Barcelona en el ámbito de los negocios.

Y es que los Red Devils  serán, a partir del próximo año, los dueños de la camiseta de juego más cara del planeta al haber sellado un acuerdo con la automotriz General Motors, por el que el club recibirá 60 millones de euros anuales (79.4 millones de dólares) por lucir la marca Chevrolet.

El patrocinio entrará en vigor en 2014 y le reportará 425 millones de euros en siete años a los ingleses.

Con este acuerdo, los Diablos Rojos habrán dejado atrás al Barcelona y Real Madrid, quienes también hicieron nuevos y millonarios acuerdos para mostrar publicidad al frente de sus uniformes de juego.

Los azulgrana firmaron un contrato de 34 millones de euros por temporada con Qatar Airways.

La semana pasada los Merengues anunciaron el acuerdo de patrocinio con Emirates, por el que el club blanco percibirá 30 millones de euros anuales durante las próximas cinco temporadas.