No es el fin del tema meldonio, más bien parece que el caso de María Sharapova es apenas el comienzo de una guerra antidopaje donde los deportistas rusos serían los principales afectados.

Vitaly Mutko, ministro de deportes de Rusia, no ve el fin de este caso y más bien vaticinó una oleada de atletas involucrados en dopaje por la sustancia mencionada, y que fue incluida en la lista negra de la WADA desde el uno de enero de 2016.

“Por desgracia, una gran cantidad de atletas tomaron este medicamento”, dijo Mutko a la agencia rusa R-Sport. 

“Este medicamento se utilizaba por estar permitido, que no hacía nada importante, solo ayudó a mucha gente con sus tiempos de recuperación. No ofrece ninguna ventaja injusta”, añadió.

Aunque el meldonio fue considerado ilegal a partir de este año, la decisión de su prohibición fue anunciada por la WADA desde septiembre de 2015. 

“No habrá una ola enorme, pero sospecho que podría haber varios casos más”, aseguró Vitaly Mutko.

El caso podría afectar seriamente a la delegación rusa de cara a los Juegos Olímpicos de Río 2016. Si bien la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo mantiene suspendidos a los atletas rusos, ahora habrá que esperar a ver si no se agregan más a la lista.

Se dice que uno de cada cinco atletas rusos había estado usando el medicamento antes de su prohibición en enero. Porque incluso la patinadora sobre hielo, Ekaterina Bobrova, también fue suspendida el lunes por el uso de meldonio.

De los cerdos… al dopaje

El meldonio es una molécula descubierta o procesada por el científico letón Ivars Kalvins a comienzo de los años 70. Se creó para potenciar la cría de animales, en este caso cerdos. Luego fue transformada e incorporada al consumo humano y comercializada con el nombre de Mildronate, para incrementar la resistencia, favorecer la recuperación, proteger contra el estrés y reactivar el sistema nervioso central.

¿Qué pasará con sus títulos?

El doping de María Sharapova no pasó desapercibido y tan seria es la situación que sus oponentes ya cuestionan lo que podría pasar con los campeonatos obtenidos mientras usaba meldonio.

Una de ellas es Jennifer Capriati, retirada desde 2004 del tenis profesional, quien manifestó su disgusto por el mensaje emitido por la rusa, porque aseguró que ella nunca se vio en la necesidad de hacer trampa.

A través de su cuenta de Twitter, la estadounidense expresó su sentir frente al caso de Sharapova y el meldonio utilizado durante una década.

“Yo tuve que perder mi carrera y nunca opté por hacer trampa sin importar lo que ocurriera”, escribió Capriati. “Tuve que arrojar la toalla y sufrir”, señaló la estadounidense, quien dijo que, de comprobarse todo, deberían quitarle sus títulos a la rusa. 

Capriati, quien tiene 39 años, ganó tres títulos de Grand Slam y una medalla olímpica de oro. Llegó a ser la número uno del mundo, luego de comenzar su carrera profesional como una prodigio de apenas 13 años y que a los 14 ya era top ten.