La nadadora china Chen Xinyi, se convirtió en la primera atleta en dar positivo en las pruebas de dopaje en Río 2016. La atleta se sometió al examen antidopaje el 7 de agostos, segundo día de la justa olímpica, justo después de haber quedado cuarta en la final de los 100 metros mariposa.

Xinyi, de 18 años, quien quedó a nueve centésimas de la medalla de bronce, dio positivo por el uso del diurético hidroclorotiazida. La Federación China de Natación informó que ya han solicitado al Comité Olímpico Internacional que se analice una muestra B.

Esta situación se presenta en medio de las acusaciones de dopaje en contra del nadador estrella de China, Sun Yang, quien fue señalado por un posible caso de dopaje por sus rivales, el australiano Mack Horton y el francés Camile Lacourt.