En la Liga Mexicana de Beisbol el zurdo Miguel Aguilar ha sido uno de los lanzadores más dominantes, sus cualidades y, principalmente, su dominio sobre los bateadores de su mismo perfil, pusieron los ojos de los Arizona Diamondbacks sobre él.

En septiembre de 2016, con la mediación de Erubiel Durazo, campeón con Arizona en 2001, el club firmó al lanzador nacido en Ciudad Obregón, Sonora; sin embargo, en cuatro años con la organización, no ha podido dar el paso hacia el equipo estelar.

Si bien Miguel está acercándose a la tercera década de vida, su objetivo es claro, seguir luchando hasta que pueda debutar en la “Gran Carpa”, sin importar cuánto tiempo le lleve conseguir esa meta personal.

“Cada quien tiene sus metas personales, ésta todavía es una meta personal que deseo cumplir y mientras tenga la oportunidad yo voy a estar aquí peleando por esa meta”, asegura.

La pandemia afectó el desarrollo de Aguilar en las sucursales, pues la temporada 2020 quedó cancelada y no formó parte del equipo extendido. Para no perder el ritmo, participó en la Liga Mexicana del Pacífico con el equipo de su ciudad de origen, los Yaquis.

Durante el pasado “Spring Training”, el mexicano fue incluido al roster de 40 de los D’backs, pero sus actuaciones no fueron suficientes para quedarse como parte de los elegidos para la temporada de Grandes Ligas, por lo que fue enviado a sucursales.

Parte de la motivación de Miguel Aguilar es su hijo, por quien desea seguir luchando en cada presentación hasta que logre ser uno más de los mexicanos que participan en MLB.

“He tenido mucha ayuda de mis padres con mi hijo, trato de llevar una vida normal, lo más tranquila posible, fuera del terreno de juego me considero una persona como cualquier otra que hace lo que se necesite hacer en el resto del día”, relata.

El sonorense explica a Reporte Índigo que durante los entrenamientos primaverales los entrenadores de Arizona le pidieron trabajar más en la consistencia de sus lanzamientos, principalmente en la locación, para que pueda conseguir la llave al equipo principal.

Miguel debutó en 2012 a los 20 años con los Vaqueros Laguna, dentro de la Liga Mexicana también defendió el uniforme de los Leones de Yucatán entre 2014 y 2016, mientras que en el Pacífico ha participado con Venados de Mazatlán y Yaquis de Obregón.

También puedes leer: Los Diamondbacks quieren festejar con otro anillo