Con fina puntería y paso firme, el tirador mexicano José Luis Sánchez se encamina con rumbo a los Juegos Olímpicos de Tokio, pues en los últimos dos años ha sido protagonista en su disciplina con cinco medallas centroamericanas, tocó el cielo en Lima 2019 y recientemente el estado de Nuevo León lo reconoció con el Premio Estatal del Deporte, credenciales con las que abrirá el 2021.

El tirador comparte que pese a la poca actividad deportiva en los últimos siete meses por la pandemia, ve el galardón como un reconocimiento a los logros obtenidos desde hace dos años: en los Juegos Centroamericanos y del Caribe Barranquilla 2018, donde se colgó cuatro medallas de oro y una plata, convirtiéndolo en el máximo exponente de su estado en la justa, y el bronce en la modalidad de 50 metros rifle tres posiciones en Juegos Panamericanos de Lima 2019.

“Es un premio por los logros que he tenido, desde las medallas en Centroamericanos, en Panamericanos ganamos y clasificamos a Juegos Olímpicos; es un trabajo que se ha estado haciendo desde hace mucho, es una recompensa a todo el sacrificio realizado y nos vino bien en este tiempo que nos hacía falta un poco más de motivación”, destacó.

“Me siento muy feliz, en algún momento no pensamos en meter la postulación porque debido a la pandemia sabíamos que hay muy poca participación en eventos nacionales e internacionales”, detalló.

Sánchez Castillo, que asistirá a sus segundos Juegos Olímpicos tras haber debutado en Beijing 2008, inició el presente ciclo en 2017 de la mano del entrenador José Ignacio Cruz, también galardonado con el Premio Estatal del Deporte, un reconocimiento que el tirador destacó ser “un estímulo más para ambos”.

5

medallas consiguió José Luis Sánchez en su participación en Juegos Centroamericanos 2018

“Ignacio Cruz es muy buen entrenador, muy exigente y qué bueno que compartimos el premio, se lo merece al igual que mis compañeros que lo ganaron. Creo que es una parte fundamental el compañerismo en el deporte, porque a veces salimos a entrenar y no hay una recompensa, pero con este premio el profe está muy feliz porque se puede hacer mucho más y es un estímulo para nosotros”, comentó.

Sueño intacto del tirador

El multimedallista centroamericano, sin tener un calendario definitivo para reanudar actividades en 2021, explicó que, pese a las complicaciones derivadas de la pandemia, que modificaron su plan de entrenamiento, el objetivo de hacer un buen papel en Tokio se mantiene firme.

“El entrenamiento ha cambiado mucho, nosotros tenemos un objetivo: asistir a los Juegos Olímpicos, participar y hacerlo de la mejor manera. Ya estamos entrenando en el club de tiro en Monterrey, afortunadamente se nos abrió la puerta para seguir. Los entrenamientos se han fortalecido más; cambiamos de rifle y uniforme, estamos en un proceso de adaptación a ese material.

“Lo que ha pasado en esta pandemia nos ha afectado a todos, duramos bastante tiempo entrenando en casa y evidentemente no es la misma calidad que en un campo de tiro, porque solo se hacen simulaciones, pero al que le va mejor es al que está enfocado en su trabajo y preparación y hay que seguir sobre ese camino, nos estamos preparando muy bien y vamos a hacer un gran papel”, aseguró.

También puedes leer: Edson Ramírez va a recuperar la puntería