Luego de ser apartado de los Nets, Kyrie Irving dijo que no quería perder su salario ni la oportunidad de buscar un campeonato con Brooklyn, pero que se niega a vacunarse contra el COVID-19 porque es “lo mejor para mí”.

Los Nets decidieron el martes que Irving no se uniría al equipo porque no puede disputar los juegos en casa, ya que una norma de Nueva York requiere que los atletas profesionales de los equipos de la ciudad estén vacunados para entrenar o jugar en recintos públicos.

En declaraciones en Instagram Live, Irving dijo: “Hago lo que es mejor para mí. Conozco las consecuencias que hay aquí, y si eso significa que me juzgan y me demonizan por ello, es lo que hay”, dijo el jugador.

“Ése es el papel que juego, pero nunca quise renunciar a mi pasión, mi amor, mi sueño, sólo por esta norma”.

Irving podría entrenar con los Nets y jugar en partidos fuera de casa. En ese caso, los Nets le pagarían por ello, pero habría renunciado a unos 35 millones de dólares en salarios por no disputar los encuentros en Nueva York.

“¿Y qué? No se trata del dinero”, dijo Irving. “No siempre se trata del dinero. Se trata de elegir lo que es mejor para ti. ¿De verdad creen que quiero perder dinero?”.

Lee también: ¡Se le dijo! Kyrie Irving no jugará con los Nets hasta que esté vacunado

Irving dijo apoyar a las personas sin vacunar y elogió a los médicos. El base no dijo que estuviera en contra de las vacunas, sólo que había decidido no hacerlo.

“Una vez más, voy a repetirlo. Esto no es por los Nets, no es por la organización, no es por la NBA, no es política”, dijo. “No es una sola cosa. Es por la libertad de lo que quiero hacer”, añadió.

Irving no ha hablado con la prensa desde el día de los medios de los Nets el 27 de septiembre, cuando apareció en videoconferencia y pidió privacidad cuando se le preguntó si se había vacunado.