Cuando Marc Gasol informó que los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 sería su ‘Last Dance’, lo estaba diciendo con un doble significado, pues esas palabras ahora también aplican para su despedida en la NBA… o eso es lo que parece.

Memphis Grizzlies se desprendieron del español, apenas días después de haberlo adquirido en un canje con Los Angeles Lakers.

Memphis obtuvo a Gasol de los Lakers junto a una selección de la segunda ronda del draft de 2024 y dinero efectivo, a cambio de los derechos del draft por el centro chino Wang Zhelin (57ta selección en 2016) el 10 de septiembre. El canje permitió a los Lakers ahorrarse 10 millones de dólares contra el tope salarial y el impuesto de lujo de la liga.

Gasol, de 36 años, militó sus primeras 11 campañas en la NBA con Memphis. Promedió 5 puntos y 4.1 rebotes la pasada campaña con los Lakers, la peor de su carrera. El pívot nunca encontró espacio habitual en la rotación de los Lakers, menguada por lesiones. El equipo fue eliminado a las primeras de cambio en la postemporada.

Te puede interesar: Tridente sin filo: PSG empata con todo y Messi, Neymar y Mbappé en la cancha

Gasol fue seleccionado tres veces para el Juego de Estrellas como integrante de los Grizzlies, que obtuvieron sus derechos de los Lakers en el canje que envió a su hermano mayor, Pau, al conjunto de Los Ángeles en noviembre de 2008. Ganador del premio al Mejor Jugador Defensivo de la NBA, Marc fue traspasado de Memphis a Toronto en febrero de 2019 y ganó un campeonato esa misma temporada.

El pívot podrá así regresar a España para jugar, tal y como parece, en el Girona de la LEB Oro, club del que es presidente y accionista mayoritario. Sin embargo, también se maneja una posible llegada al Barcelona, para emular los pasos de su hermano, Pau Gasol, quien decidió terminar su carrera con el equipo catalán.