Giannis Antetokounmpo puso fin a unas Finales memorables con 50 puntos y Milwaukee consiguió un campeonato que tardó 50 años en llegar.

Antetokounmpo añadió 14 rebotes y cinco tapas para que los Bucks vencieran 105-98 a los Phoenix Suns, con lo que ganaron la serie por 4-2.

Fue el tercer encuentro de esta serie en el que Antetokounmpo logró al menos 40 puntos y 10 rebotes. Semejante debut en estas instancias le permite ocupar su sitio entre algunos de los mejores de la historia.

Luego, se pavoneó por la cancha. En una mano llevaba el trofeo Larry O’Brien para los campeones de la NBA. En la otra, portaba el trofeo para el Jugador Más Valioso de las Finales.

Te puede interesar: Equipo de basquetbol de EU viaja incompleto por bajas

Y en una mesa ante él, estaba un puro para festejar la ocasión. Cuando llegó a los Bucks, el equipo ganó sólo 15 partidos. Tan sólo en esta postemporada, consiguió 16.

“Es tiempo de celebrar”, recalcó.

El astro griego acertó 16 de 25 disparos de campo y atinó 17 de 19 tiros libres, un desempeño espectacular para cualquier jugador, mucho más para uno que encestó sólo el 55,6% en la postemporada y fue víctima de algunas burlas por ello.

“La gente me decía que no podía atinar los tiros libres. Esta noche lo hice y soy un campeón algo loco”, indicó.

Antetokounmpo saltó por toda la cancha, agitando los brazos, cuando restaban 20 segundos. Alentó a los fanáticos para que ovacionaran.

No hacía falta. El escándalo del público resonó dentro y fuera del recinto durante horas.

Por si te lo perdiste: Momento de definición para Suns y Bucks en Las finales

Los seguidores de Milwaukee habían esperado medio siglo para festejar una coronación. En 1971, consiguieron su primer campeonato con Kareem Abdul-Jabbar y Oscar Robertson.

“Estoy seguro de que esto significa todo para la ciudad”, manifestó Khris Middleton, el otro jugador que queda de aquel plantel con foja de 15-67 en 2013-14. “Ellos han visto el trabajo que hemos hecho al paso de los años para llegar a este punto”.

En una temporada cuya mayor parte se realizó sin público por la pandemia, los Bucks reunieron a 65 mil personas en las explanadas conocidas como Deer District, junto a su arena. Se desató ahí una fiesta que seguramente durará hasta la mañana de este miércoles.

“Espero que hayan disfrutado tanto como nosotros”, dijo Middleton.