15

Participaciones hasta Brasil 2014, lleva la Selección Mexicana en Mundiales

“Nos utilizaron”… ese es el sentimiento de la opinión pública mexicana en torno a la designación de sólo 10 partidos para el Mundial de 2026, por parte de Estados Unidos.

La candidatura presentada ante el mundo, la cual también incluye a Canadá con la misma decena de encuentros que la nación azteca, causó enojo y hasta frustración en la mayoría de la gente de futbol, incluidos analistas, aficionados y uno que otro directivo.

La voz de optimismo de Decio de María al término de la conferencia ofrecida en Nueva York fue criticada por un amplio sector nacional, quecalificócomo “migajas” la cantidad raquítica de partidos que recibiría la nación.

Aunque todavía faltan los estándares que dicte FIFA, la Federación que comanda Sunil Gulati fue clara en su postura  mundialista: se llevará todo el pastel por ser el principal impulsor de la candidatura, pero ¿cuáles fueron las causas de esta decisión?

Sede segura

Como ya se había mencionado líneas arriba, los estadounidenses se convirtieron en la cabeza principal de la Tricandidatura norteamericana.

“De los tres países, el que tiene más infraestructura es Estados Unidos. Nosotros tenemos estadios importantes, pero nadie conoce los estándares que pondrá FIFA”, declaró Decio de María.

Sin embargo, esa misma infraestructura “yanqui” poco valió para ganar la sede del Mundial 2022 a Qatar.

Pese a que por rotación continental a Concacaf le tocaría la organización, los estadounidenses no se arriesgarían a perder de nuevo la sede, por lo que antes de que Canadá en cuanto o recursos o México por tradición les compitiesen, decidieron cerrar alianzas desde hace casi cuatro años.

Así, la tricandidatura sería la más fuerte, pues algún otro país que podría competirle sería África, pero la situación económica marcaría la diferencia, por lo que es casi un hecho que en 2020 la FIFA se decante por esta zona.

Mayor inversión

“México y Canadá requerirían de una inversión importante y eso no es fácil. Los ejemplos que hemos vivido en Brasil y Sudáfrica y lo que sucede en Rusia y Qatar lo estamos viendo”, con esta frase, Decio también insinuó la poca eficiencia de instalaciones para organizar una Copa.

Basta recordar que de los 18 estadios de Primera División de la actualidad, por capacidad y estándares cumplirían con la exigencia FIFA los estadios Azteca, Chivas, Cuauhtémoc y BBVA Bancomer.

El resto requieren una remodelación o bien aumentar su aforo, mientras que la edificación de nuevos inmuebles implicaría la inversión de recursos públicos y privados, siempre polémicos en nuestro país por los graves problemas de corrupción.

Factor proyección

Poco a poco, el “soccer” de los Estados Unidos se está globalizando. La Liga Mayor de los Estados Unidos (MLS) incorpora más franquicias y, por ende, más estadios, como Minnesota y Atlanta en el presente 2017.

Si el Mundial de 1994 representó el inició de la profesionalidad del futbol, se pretende que en el 2026 sea la confirmación de un proyecto, además del objetivo de ganar una Copa del Mundo a nivel selección, una visión proyectada para 2010, la cual podría postergarse para el torneo de Norteamérica.

Los estadios

Si con 32 selecciones la FIFA exige 12 estadios, en un ejercicio realizado, así sería el reparto de estadios:

> 12 para Estados Unidos

> 3 para México

> 3 para Canadá