El técnico Marcelo Gallardo anunció este jueves que dejará River Plate tras finalizar su contrato en diciembre.

Bajo su mando, el club argentino ganó 14 títulos, el más importante de todos ante el clásico rival Boca Juniors en la final de la Copa Libertadores de 2018, que se acabó de jugar en Madrid. Sin embargo, este año, River no pudo coronarse en ninguna de las competencias que disputó.

“Mi final de contrato termina en diciembre y no seguiré en el club”, dijo el entrenador de 46 años en una rueda de prensa. “Es una de las decisiones más difíciles”.

“Todo tiene un final, es el momento de cerrar un ciclo muy valioso”, añadió visiblemente emocionado.

Con una breve experiencia como entrenador de Nacional de Uruguay, Gallardo tomó las riendas de River en mayo de 2014.

“El Muñeco” se había formado y debutado como jugador profesional en el club millonario. Ganó varios trofeos antes de continuar su carrera en Mónaco de Francia, pero la idolatría le llegó como entrenador al comandar la resurrección de un equipo que había sufrido la desgracia del descenso en 2011 y llevaba varios años sin trofeos internacionales.

En su ciclo, además, Gallardo ejerció una inédita paternidad sobre Boca, al cual no sólo le arrebató la Final de la Libertadores de 2018, sino que lo eliminó en los Octavos de Final de 2015 y en las Semifinales de 2019. También dejó en el camino a su clásico rival en las Semifinales de la Copa Sudamericana 2014 y le ganó la Final de la Supercopa Argentina en 2018.

Lee también: Boca Juniors se impone a River Plate con gol de Darío Benedetto

No fue hasta este año que Boca logró revertir la tendencia en competencias locales, y ganó los dos clásicos que se disputaron por la liga argentina.

Si bien Gallardo no profundizó sobre las razones de su salida, deja a River tras el primer año de su gestión sin títulos. Quedó eliminado de la Libertadores en Octavos de Final, de la Copa Argentina en Cuartos de Final y en la actual liga local está a cuatro puntos del líder Boca, pero con un partido más.

River entró en una reconfiguración de su plantel tras vender en el último mercado de pases a dos de sus máximas figuras: el delantero Julián Álvarez, al Manchester City de la Liga Premier inglesa, y al mediocampista Enzo Fernández, al Benfica de Portugal.

En los últimos tiempos el nombre de Gallardo también ha sonado como candidato para dirigir a clubes europeos.