En el Día del Maestro, Novak Djokovic jugó como tal y demostró que está listo para defender su título en Roland Garros y así conseguir su Grand Slam 21, con el que igualaría al español Rafael Nadal, el tenista más ganador en “Majors”.

El caer en la Semifinal ante el español Carlos Alcaraz en el Abierto de Madrid, parece que motivó al serbio, quien ayer se proclamó campeón del Masters de Roma sin ceder un solo set y de esta manera consiguió su primer título del año.

Fue un inicio de temporada muy complicado para el Número Uno del mundo, cuya negativa a vacunarse contra el COVID-19 le acarreó quedarse fuera del Abierto de Australia –Grand Slam donde Nadal le robó la gloria– y de los torneos de Miami e Indian Wells en Estados Unidos.

Sin embargo, ayer todo eso quedó en el pasado y Djokovic doblegó a Stefanos Tsitsipas por 6-0 y 7-6 (5) para quedarse con su sexto título en Roma, el número 38 en la categoría de Masters 1000, con lo cual, se separó dos títulos de Nadal, su más cercano perseguidor.

El español, por su parte, se resintió de una lesión en el pie izquierdo y por ello, no es el favorito para el segundo Grand Slam del año, que inicia el próximo domingo, y donde es amo y señor con 13 títulos.

Ante ello, “Nole” alza la mano para ampliar su reinado, que consiguió en 2021. “Viajo (a París) con todas las ambiciones. Me veo con buenas posibilidades… Por las buenas sensaciones dentro y fuera de la cancha durante las últimas semanas, realmente creo que puedo llegar lejos”, afirmó el serbio.

El otro favorito es el joven Alcaraz, quien no participó en Roma, pero llega a la cita como el tenista con más torneos ganados en este 2022, con cuatro. Al menos, eso es lo que piensa Tsitsipas, quien cayó ante “Nole” por quinta vez al hilo.

“(Los favoritos son) Ahora mismo, Carlos Alcaraz o Novak Djokovic”, dijo el griego al pedírsele dar un favorito para el Abierto de Francia, sin mencionar el nombre de Nadal.

“Tengo que mejorar, no sé si estaré a su nivel, pero voy a tratar de lograrlo. Tengo que poner más atención al detalle en las próximas dos semanas”, dijo en la rueda de prensa posterior a la Final.

Y en verdad debe mejorar. Djokovic apenas empleó media hora para liquidarlo en el primer set. Tsitsipas se frustró tanto que azotó su raqueta contra su maleta durante un cambio de lado y la dejó rota.

Después de quedar abajo en el segundo set, el serbio reaccionó cuando Tsitsipas sacó por el set arriba 5-3.

Primero, depositó una derecha cruzada en la raya y, luego, hizo correr al griego de un lado a otro hasta que éste arriesgó con una dejada que acabó en la red. Djokovic celebró apretando el puño con el público coreando su apodo: “¡No-le, No-le!”

Cuando un revés de Tsitsipas salió afuera en el primer match point, el Número Uno del mundo alzó los brazos y festejó, sabedor de lo que vendría. No se consagraba campeón desde el Masters de París en noviembre.

Pero eso no es todo: el título en Roma será especial para Djokovic, pues en este torneo alcanzó las mil victorias como tenista, la cual llegó en la Semifinal ante Casper Ruud. Ahora son mil uno y es apenas el quinto tenista que alcanza esa marca, después de Jimmy Connors (1,274), Roger Federer (1,251), Ivan Lendl (1,068) y Rafael Nadal (1,051).

Después del encuentro del sábado ante el noruego, se le entregó a Djokovic un pastel que llevaba escrito encima el número 1,000.

“Vi a Roger y a Rafa celebrar esos hitos, y yo estaba ansioso por tener también 1,000 triunfos”, dijo “Nole”

Este fue apenas el quinto torneo del año para Djokovic y su mejor resultado era la Final del Abierto de Serbia, el mes pasado.

Hoy, el número uno del mundo ha vuelto a sonreír, y lo hace en el mejor momento.

Swiatek, también en plan de maestra

Y cuando se habla de favoritas en la rama femenil para Roland Garros, la polaca Iga Swiatek es la candidata indiscutida, tras revalidar su título en la arcilla del Foro Itálico al despachar a la tunecina Ons Jabeur por doble 6-2, con lo que extendió a 28 su racha de victorias.

Desde Serena Williams, ninguna mujer había tenido una racha de triunfos semejante a la de Swiatek, quien sorprendió cuando se proclamó campeona del Abierto de Francia de 2020 cuando era la 54 del ranking. Hoy es Número Uno del mundo y favorita para conquistar su segundo Roland Garros.

“Ya he conseguido grandes logros esta temporada, siento que puedo jugar muy suelta. Las expectativas son enormes, pero nunca he tenido problema desconectándome”, declaró la polaca.

Swiatek, de 20 años, ha ganado cinco títulos consecutivos durante su marcha triunfal.

La última jugadora que había acumulado una racha tan larga de triunfos fue Williams, quien enlazó 34 al final de 2013. La racha más prolongada de la historia pertenece a Martina Navratilova, quien hilvanó 74 triunfos durante 1984.

“Es algo surreal”, declaró Swiatek, pero actualmente, está rompiendo con todos los pronósticos.

También puedes leer: Djokovic gana el Abierto de Roma, su primer título del año