Novak Djokovic conquistó su primer título del año en el Abierto de Italia y demostró que está en plenitud a una semana para el inicio de Roland Garros.

Después de perderse una largo trecho de la temporada por no haberse vacunado contra el coronavirus, el número uno del mundo doblegó a Stefanos Tsitsipas por 6-0 y 7-6 (5) para quedarse con su sexto título en Roma.

El astro serbio no cedió un solo set durante toda la semana.

Djokovic apenas empleó media hora para liquidar el primer set ante un Tsitsipas que se frustró tanto que azotó su raqueta contra su bolso durante un cambio de lado y la dejo rota.

Después de quedar abajo en el segundo set, Djokovic reaccionó cuando Tsitsipas sacó por el set arriba 5-3.

Primero, Djokovic depositó una derecha cruzada en la raya y luego hizo correr a su rival griego de un lado a otro hasta que éste arriesgó con una dejada que acabó en la red.

Lee también: Djokovic y Nadal critican a Wimbledon por no admitir rusos y bielorrusos

Djokovic celebró apretando el puño con el público coreando su apodo: “¡NO-LE, NO-LE!”

Cuando un revés de Tsitsipas salió afuera en el primer match point, Djokovic alzó los brazos y sonrió radiante.

Djokovic, quien fue deportado por no vacunarse en la víspera del Abierto de Australia, no se consagraba campeón desde el Masters de París en noviembre.

El campeón de 20 grandes alcanzó la final en el Abierto de Serbia el mes pasado. También perdió ante el adolescente español Carlos Alcaraz en las semifinales del Abierto de Madrid la semana pasada.

Swiatek sigue imparable

A primera hora en la arcilla roja del Foro Itálico, Iga Swiatek revalidó el título femenino al despachar a Ons Jabeur por 6-2, 6-2 para extender a 28 su racha de victorias.

Swiatek se presentará en Roland Garros en medio de una racha imperial.