La fecha seis del Clausura 2020 representa una oportunidad para que Chivas revierta el historial negativo en casa y reviva la gloria frente a su afición cuando reciba a Cruz Azul.

En uno de los partidos más atractivos de la jornada, los rojiblancos intentarán terminar con la hegemonía de los celestes en el Estadio Akron que, en casi 10 años desde su inauguración, mantienen un saldo positivo de cuatro victorias, tres empates y solamente dos descalabros.

Sin conocer la victoria desde la jornada uno frente a Juárez por 2-0, Chivas recibirá a Cruz Azul con una considerable baja de juego; mientras que, en contraste, los dirigidos por Robert Dante Siboldi comienzan a resurgir después de un fatídico arranque de torneo, cosechando tres triunfos al hilo.

Superando el arranque adverso y lo que parecía ser un prematuro despido en el Clausura 2020, el estratega uruguayo se muestra satisfecho con el rendimiento de sus pupilos, quienes han mostrado una nueva ‘mística’ en el campo.

Rayando la perfección

Rozando la cima del liderato general, Pumas sigue revalidando el gran momento por el que atraviesa, siendo el único invicto del campeonato.

Con 11 puntos de 15 disponibles, los universitarios están a una unidad de León, líder del certamen, por lo que un triunfo en el enfrentamiento de la fecha seis frente Toluca podría catapultarlos al sitio de honor.

Fortaleza en la zona baja

Pese a las ausencias en ofensiva de Nicolás Castillo, Renato Ibarra, Nicolás Benedetti y Federico Viñas, el entrenador del América, Miguel Herrera, ha sabido darle la vuelta a la situación, transformando la zona baja en su principal arma.

Como la mejor defensiva del torneo, recibiendo únicamente cuatro goles en contra en cinco partidos, las Águilas se afianzan en el cuarto lugar de la clasificación general, con la oportunidad de escalar al liderato en caso de conseguir una victoria frente a Altas en el Estadio Azteca y una combinación de resultados.

También puedes leer: Pumas van con la fiereza recuperada