Dustin Hopkins convirtió un gol de campo de 43 yardas con el reloj en ceros, y Washington superó el jueves 30-29 a los Giants de Nueva York.

El pateador había fallado en un primer intento de 48 yardas segundos antes, pero una infracción le dio una segunda oportunidad y esta vez no perdonó.

Dexter Lawrence estaba en offside, lo cual ocasionó que cayera el pañuelo amarillo. En su nueva oportunidad, sin tiempo en el reloj, Hopkins dio la victoria dramática a Washington (1-1).

La victoria significó otro momento brillante para el quarterback Taylor Heinicke, de 28 años, quien causó sensación en los Playoffs de la temporada pasada, cuando salió de la nada y vendió cara la derrota ante Tom Brady y Tampa Bay, a la postre campeones de la NFL.

Lee también: ¡Locura en Las Vegas! Raiders gana en tiempo extra a Ravens

Esta vez, lanzó para 336 yardas y dos pases de anotación, pero un envío interceptado cuando Washington ganaba 27-26 pareció resultarle caro, luego de que Graham Gano convirtió su quinto gol de campo para dar a los Giants una ventaja de 29-27 con dos minutos restantes.

Sin embargo, Heinicke llevó a Washington otra vez a distancia de gol de campo para darle la vuelta al marcador a un partido que superó las expectativas.