La UEFA ordenó el lunes que la selección de Inglaterra tendrá que disputar un partido de su selección absoluta sin espectadores como sanción por los desmanes de sus hinchas en los alrededores del estadio Wembley durante la final del Campeonato Europeo, celebrada en julio pasado.

El cierre del estadio aplica a un partido de la Liga de las Naciones en junio el próximo año y podría decretarse un segundo cierre en caso de una repetición de los incidentes en los próximos dos años.

Miles de aficionados ingleses intentaron saltarse las barreras de seguridad para colarse en Wembley, escenario de la final de la Euro 2020 contra Italia. El aforo del estadio fue limitado entonces a dos tercios debido a las restricciones por la pandemia de COVID-19.

Se informó que la federación inglesa de futbol también tendrá que pagar una multa de 100 mil euros (118 mil dólares) por los actos violentos de los aficionados y otros incidentes acaecidos dentro y fuera del estadio, incluyendo desmanes cuando se entonó el himno de Italia previo a la final.

Lee también: El futbol vuelve, pero a Roma, Italia, gana Eurocopa

Inglaterra, que disputó su primera gran final en 55 años, sucumbió por penaltis ante Italia tras el empate 1-1 al cabo de los 90 minutos reglamentarios y la prórroga.