La enemistad entre Canelo y Gennady Golovkin es clara, por lo que ahora lo demostraron en la presentación de la trilogía, en Nueva York.

Los dos pugilistas están diga por Estados Unidos para anunciar que el próximo 17 de septiembre subirán de nuevo al ring.

En una conferencia de prensa bastante caliente, Canelo aseguró que el único objetivo que tiene para esta pelea es noquearlo y andarlo a casa.

“Mi objetivo en esta pelea es retirarlo. Él sabe que llego a esta pelea más fuerte y maduro, en mi mejor momento”, explicó Saúl Álvarez.

“Golovkin es un peleador peligroso, no hay duda de eso, pero si quieres lograr algo como yo quiero para esta pelea (noquear), tiene que arriesgar”, agregó el tapatío.

Asimismo, Eddy Reynoso, entrenador de Álvarez, mencionó que desde el primer campanazo irán por “GGG” de forma más contundente.

Lee también: Canelo predice nocaut en la tercera pelea frente a Golovkin

“Vamos a hacer una pelea más agresiva. Desde el primer asalto vamos a presionar la pelea, hacer lo que sabe hacer Saúl”, destacó.

Por su parte, el pugilista kazajo estuvo más sereno y mencionó: “El 17 de septiembre será una asombrosa pelea para todos los aficionados del boxeo, llevaremos el deporte a otro nivel.

“Será la mejor pelea en la historia del boxeo, finalizó el veterano boxeador.

Cara a cara en el Yankee Stadium

Saúl Álvarez y Golovkin fueron los encargados de lanzar la primera bola en el juego entre Yankees y Athletics.

No obstante, el buen ambiente entre ambos duró muy poco, pues su cara a cara en el centro del diamante se tornó candente.

Ante este momento, los asistentes al partido celebraron con júbilo que ambos pugilistas se encararan y esperan con ansia el pleito.