Saúl Canelo Álvarez sigue dolido por su primera derrota en casi una década. Acumula además el disgusto por cinco años de peleas y discusiones con Gennady Golovkin.

El púgil mexicano dice que está determinado a canalizar todos esos sentimientos negativos de una manera espectacular frente a GGG, con quien completará una trilogía el 17 de septiembre en Las Vegas.

Álvarez reconoció que hay resentimientos de cara a su tercer pleito contra Golovkin, al comenzar la promoción mediante una conferencia de prensa en Hollywood.

El “Canelo”, (57-2-2 con 39 nocauts) cayó hace siete semanas ante Dmitry Bivol, en la categoría de los semipesados. Sin embargo, garantizó que “definitivamente” noqueará a Golovkin, de 40 años, para enviarlo al retiro.

Pese a todo la derrota ante el ruso, para el mexicano ese capitulo en su carrera profesional ya quedó atrás, asegurando que ahora es un peleador “más peligroso”.

Apuntando que está más motivado que nunca, inspirado en su deseo de revancha que le permita demostrar ante Gennady Golovkin el próximo 17 de septiembre.

“Tengo muchas ganas de regresar más fuerte que nunca. Esto me hace un peleador más peligroso todavía”, comentó el boxeador tapatío previo al primer careo que sostuvo con GGG.

Lee también: Está definida la sede para la trilogía entre Canelo y Golovkin

 

Además aprovechó los micrófonos para dar su opinión sobre el kazajo, al cual calificó como un “imbécil”.

“Mucha gente toma uno o dos años para volver tras una derrota. Pero yo estoy en el boxeo porque quiero ser uno de los mejores de la historia”, sostuvo el tapatío.

El tercer enfrentamiento entre Saúl y Golovkin será en las 168 libras, peso en el que ambos boxeadores se sienten cómodos por lo que no será factor para la pelea en la T-Mobile Arena de Las Vegas.