Alma Ibarra, boxeador mexicana que temió por su vida durante una pelea, anunció oficialmente su retiro de los cuadriláteros.

Tras los casos de muerte sobre el ring, la pugilista mexicana solicitó a su esquina retirarse, durante su pleito ante Jessica McCaskill.

La boxeadora mexicana estaba recibiendo muchos golpes, por lo que rogó que sus entrenadores ya no la dejaran pelear, pues quería regresar viva a casa.

Alma Ibarra destacó en su anuncio que la decisión que tomó era la mejor, pues primero está su salud.

“Hoy después de 15 años digo adiós al boxeo, un retiro que había postergado por seis meses y hoy me da la paz y tranquilidad que mi vida necesita.

“Me voy tranquila porque sé que a pesar de todo siempre estuve ahí picando piedra y remando contra la corriente para salir adelante”, destacó la mexicana.

Asimismo, habló sobre lo que pensó en el momento que pidió que detuvieran su pelea frente a McCaskill.

Lee también: “Quiero llegar con vida a mi casa”: boxeadora mexicana ruega detener su pelea (VIDEO)

“Acepté la pelea y creo que fue uno de los peores errores más grandes que cometí”, añadió la pugilista.

“Me retiré de la pelea por dos cosas, para comprobar que la salud mental es tan importante como la física, y la segunda para dar la cara por mi equipo, que no tiene absolutamente nada de culpa, agradezco que aguantaran todo este proceso”, finalizó.

Ibarra se va del boxeo, tras debutar en 2017 y registrar un récord de 10-2 con cinco nocauts.