El Barcelona femenil fue una tromba al conquistar por primera vez el título de la Liga de Campeones femenina. Las azulgranas abrieron el marcador a los 32 segundos y se encaminaron a una inapelable victoria 4-0 ante Chelsea.

En un despiadado despliegue ofensivo, las delanteras del Barça hicieron trizas con el entramado defensivo del conjunto inglés. Se fueron al descanso con una ventaja 4-0, tallada temprano con un autogol antes de cumplirse el primer minuto de juego.

El Barça es el primer club de España que se corona en el máximo torneo de Europa, uno que ha sido dominado por Lyon, dueñas de siete títulos.

En su primera presentación en la final, Chelsea hizo agua de inmediato y se encontraron abajo en el marcador cuando su volante Melanie Leupolz desvió a su propia red un remate que intentó despejar.

Alexia Putellas aumentó de penal a los 14 tras una falta Leupolz sobre Jenni Hermoso. Siete minutos después, Aitana Bonmati recibió un pase de Putellas para firmar el tercer tanto.

Lieke Martens fue la gestora del cuarto a los 36. La estrella holandesa desbordó por la izquierda y puso el centro que la extremo noruega Caroline Graham Hansen clavó en el fondo de la red en un vacío estadio Gamla Ullevi.

En su previa comparecencia en la final, Barcelona cayó 4-1 ante Lyon en 2019.

También puedes leer: Lyon, tricampeonas de la Champions Femenil