Andy Ruiz demostró que está listo para las grandes guerras y que sí se tomará en serio su vuelta al boxeo en busca de recuperar los títulos de peso Completo.

En una guerra a 12 rounds, el mexicano se enfrentó al tú por tú frente al cubano Luis Ortiz, al que derrotó por decisión unánime (113-112, 114-11 y 114-111).

El excampeón mundial, Andy Ruiz, mandó en un par de ocasiones a la lona a “King Kong” en el segundo asalto, y una más al final del séptimo.

Ortiz vendió cara la derrota, pues conectó varios golpes de poder que absorbió muy bien el peleador tricolor, y contrarrestó con la misma potencia.

En una pelea que se decidió por las caídas, pues fue muy cerrada, el mexicano se posicionó como rival oficial al título pesado del CMB.

“Como les dije a todos, iba a ganar, si no era por nocaut, era por decisión. Hice todo lo posible para ganar. Quiero ser campeón del mundo otra vez”, explicó “Destroyer”.

“Pitbull” destrozó al “Zurdito”

Uno de los mejores prospectos mexicanos como lo es Isaac Cruz, mostró por qué se ha consolidado como uno de los consentidos de la afición.

El “Pitbull” necesitó solo un par de asaltos para acabar con Eduardo Ramírez, que probó lo que es la división de peso Ligero.

Con un nocaut efectivo, Cruz acabó con su rival, luego de mandarlo en un par de ocasiones a la lona; su segunda caída fue todo para el “Zurdito”.

Lee también: Septiembre, un mes con ‘punch’ para el boxeo mexicano

Ahora, “Pitbull” es el retador oficial al Campeonato Mundial Ligero del CMB que posee David Haney; también pidió la revancha ante Geronta Davis.

Empate insípido

Después de cuatro años, el tricampeón del mundo en diferente división, Abner Mares, regresó al boxeo para probar su continuidad.

Salió en los primeros rounds a buscar el nocaut frente a Miguel Flores, quien poco a poco logró emparejar las acciones.

Tras los 10 asaltos pactados, los jueces decretaron empate, con lo cual Mares quedó inconforme.