Lo tenía claro desde el principio. “Realmente no quería ir a la escuela. No quería ir a la universidad. Quería jugar beisbol”, admite Alejo López. Desde pequeño, ese fue su sueño, y ya es el mexicano 137 en Grandes Ligas, pero no es un número más: es el quinto pelotero de la CDMX, tradicionalmente futbolera, en conseguirlo.

Pasaron casi 30 años para que otro beisbolista oriundo de la Ciudad de México debutara en la “Gran Carpa”, y lo hizo de gran manera: en su primer turno al bat, al primer lanzamiento, pegó de hit. “Fue increíble, liberar toda la presión sobre mis hombros”, dijo López tras la victoria de los Cincinnati Reds 12-4 ante los Filadelfia Phillies.

Producto de ese imparable, Alejo se embasó y anotó una carrera. Sin duda, un debut de ensueño, el cual le valió la felicitación de sus compañeros tras pisar la almohadilla de “home”, entre ellos, Nicholas Castellanos, quien fue el hombre del juego al producir siete carreras, cuatro de ellas producto de un Grand Slam en la séptima entrada.

López describió la sensación que tuvo al llegar a primera base. “Fue un momento muy especial. El juego es rápido, tienes que concentrarte en el siguiente pitcheo, pero no quería ir a otro lado. Sólo voltear, disfrutar por un momento y darme cuenta de lo duro que había trabajado para estar ahí”.

El 28 de julio de 1991, José Tolentino había sido el último capitalino en alcanzar Las Mayores y, por ello, Alejo admite la relevancia que tiene este hecho. “Sé que para todo México es importante. Obviamente se juega más beisbol en el norte, pero ahora ser un capitalino y estar aquí es un gran honor”.


Me siento cómodo jugando en el short stop, he jugado muchas veces ahí y me gusta. He jugado en segunda y en tercera base, también me gusta hacerlo

Alejo López

Jugador de los Cincinnati Reds

Otra particularidad de Alejo López es que se une a nueva generación de peloteros mexicanos alejados del montículo (pitchers); es decir, son jugadores de posición. En su caso, el joven de 25 años se desempeña como infielder y quiere que sea una carrera larga.

“Estoy muy feliz de representar a México y estoy emocionado de formar parte de esta generación, esperamos que sea para estar muchos años”, dijo López en una videoconferencia previa al juego del lunes pasado.

Alejo también recordó cómo le avisaron que subiría al equipo estelar de los Reds.

“La primera persona que me dijo fue Pat Kelly (entrenador de Cincinnati en Ligas Menores). Me llamó a su oficina y me dijo: ‘¿recuerdas lo que te dije hace dos meses?’ Le contesté que no y me dijo: ‘te dije que serías un “Big Leaguer” y dije ‘ok’. Me contestó: bueno, mañana es el día.

“Lo primero que hice fue llamar a mis padres, fue un día muy emocional”, declaró López, quien viene de familia beisbolera, y afirma que es su principal apoyo.

“Fueron muchos años de perseverancia. Mi abuelo y mi padre jugaron profesional y no llegaron a Ligas Mayores. Quería ser el primero en hacerlo, esa fue mi mayor motivación. Mi familia estará aquí conmigo mañana (ayer)”, dijo el mexicano.

“Me arriesgué. Hablé con mis padres sobre eso (dejar la escuela). Nos arriesgamos. Sabíamos las probabilidades, pero me sentía confiado en ese entonces. La confianza nunca ha sido un problema”, comentó el joven capitalino.

Así, Alejo López ha comenzado su aventura en las Grandes Ligas.

El ídolo de Alejo López, Vinny Castilla

El primer gran recuerdo que tiene Alejo López sobre el beisbol profesional es estar en las gradas de un estadio viendo a Vinicio Castilla, quien fue, dice, su pelotero mexicano favorito.

“Mi ídolo mexicano fue Vinny Castilla”, declaró Alejo, quien confesó: “nunca he sido fan de un solo equipo, me gustaba ver beisbol y seguía a los equipos que iban bien y me gustaba ver a las estrellas”.

Algunos de los peloteros que admiraba eran “Rod Carew, Tony Gwynn, Barry Larkin, Derek Jeter, Barry Bonds”, concluye.

También puedes leer: Hermanos Urias, esfuerzo fraternal en Grandes Ligas